Flamencas en blanco y negro en SIMOF 2016

Hay ciertos días en las pasarelas que se llenan de moda flamenca, como este viernes en SIMOF. Día fuerte pues la mañana se dedicó al concurso de noveles, donde Luis Fernández y Alejandro Santizo hicieron aquello de ‘vini, vidi, vinci’, pues se llevaron los premios de ganador y mención especial, respectivamente. Por la tarde proseguía la frescura creativa, pero un tanto más sosegada, lo justo que aporta el haber creado al menos dos o tres colecciones de flamenca. Abundaron entre las propuestas, flamencas en blanco y negro con lunares galleta, madroños, encajes, plumetis, satenes, gasas, neoprenos, tules y alguna que otra transparencia. Y ésas son las que verás aquí. Esas flamencas bicolor que restan seriedad al negro y le dan versatilidad al blanco, tan bonito para vestirse pero tan poco blanco si lo invade todo con su tono inmaculado.

Así, esa tarde se desbordaba con firmas que tintaron sus flamencas en esos dos tonos adorados por Channel, acompañándose de otros más feriantes, más alegres, junto a las tendencias de temporada, que han ido desde las más clásicas, sin salirse del guión establecido para las costuras flamencas, hasta las más innovadoras y osadas, con ese puntito de glamour que no falta ni en el lunar. Y todas bajo firmas cuyas trayectorias aún huelen a nuevas.

Traje de flamenca negro de María de Gracia en SIMOF 2016

Entre las de ahora una de las de siempre: Molina, que este año ha apostado por Esther Cabello para la creación de su colección de pasarela. Encajada en las directrices que marcan la línea flamenca de la firma, Esther ha sabido integrar la nueva flamenca entre las de volantes rígidos de Molina, jugando con la caída de los tejidos, los vuelos amplios y la altura de los talles.

Colección 'Silencio' de Cristina García en SIMOF 2016

El resto de firma pisaron también cada una a su manera, en su estilo de lunares y volantes, con sus propuestas en flamencas en blanco y negro para SIMOF 2016.

Arte y Compás: Mis flamencas vintage

Los primeros diseños que desfilaron fueron en tono rociero para luego, poco a poco, ir dejándose ver los volantes feriantes. Llamaban la atención sus flamencas de vuelos de lunares con aplicaciones de flores recortadas, pero no por encima sino por debajo de éstos, parcheando el talle.

Bata de cola blanca de lunares negros de Arte y Compás en SIMOF 2016

En flamencas en blanco y negro, su diseño evasé y setentero se prolongaba en bata de cola, con la que finalizaba su desfile en SIMOF.

Flamencas: Maralva

Aunque lleva poco tiempo en esto de los volantes y lunares, María Ramírez, diseñadora de Flamencas, crea un ramillete amplio y variado de trajes de lunares, jugando con los contrastes entre tonos. Dejando para el blanco y negro unas transparencias bordadas en terciopelo, exornadas en la cintura con un broche de capullos de rosas en carmín.

Traje flamenca con transparencias bordadas de terciopelo en negro de Flamencas en SIMOF 2016

Trinitrán: De arriba abajo

La firma da un paso más este año y no sólo complementa con sus peinas y pendientes, sino que te viste con camisas y pantalones salteados de botones a juego con los complementos. Sus 10 años de experiencia y su necesidad de ofrecer algo más a quien le sigue, dan como resultado una colección como la de este año, donde no te falta, con ella, ni un perejil, pues mantoncillo y flores están incluídas entre sus propuestas.

Complementos flamenca de Trinitrán en SIMOF 2016

Filigranas, repujados, aretes, lágrimas y otras piezas diminutas para ensalzar las formas de sus pendientes y peinas definen a su joyería flamenca.

Ana Morón: Goya

¡¡Y con ella llegó el escándalo!! ¡¡¡Qué difícil es plasmar en flamenco otras maneras de vestir y qué fácil lo ha hecho Ana Morón!!! Por eso digo lo que digo en estas dos frases exclamativas, porque son pocas y pocos los que te dejan boquiabiertos con un desfile desde el primer traje hasta el último. Porque sus flamencas en blanco y negro salpicadas de madroños y flores de colores entusiasman al más ignorante en la materia. Y porque la belleza es eso, belleza, y no es complicado admirarla.

Traje de flamenca negro y blanco con flores de Ana Morón en SIMOF 2016

Coloca los volantes como quiere y le queda bonito. Dibuja el talle tal y como le va pidiendo el lápiz y lo traza elegante. Mezcla un tejido estridente con otro y le aporta glamour. Juzga tú misma si lo suyo es o no bello.

María de Gracia: Culpables

A María de Gracia le avala su costura por reconocimiento y buen trabajo afianzado. Ya ha pasado por diversos certámenes de moda, siendo 2015 el año que da su salto a profesional, mostrando en SIMOF su primera colección de moda flamenca. A esta edición llega con una segunda colección de flamenca. Vanguardista, con tejidos como el neopreno, cortes rectos y otros tantos que se entrecruzan formando dameros en tonos atípicos para flamencas.

Traje de flamenca negro y amarillo de María de Gracia en SIMOF 2016

Sí, usa el negro pero no lo mezcla con blanco sino con amarillo, verde lima y otros que refuerzan aquello de no pasar inadvertida. Sus flamencas no son de las discretas, buscan convertirse en el centro de todas las miradas, pues se sienten seguras y fuertes.

Antonio Manuel Gutiérrez: Amor amargo

Aquí, en sus trajes de flamenca, los negros y blancos marcan el comienzo del desfile en tono tragedia, en el que usaba García Lorca para escenificar la muerte en vida de la mujer asfixiada por ‘el qué dirán’, propio de época. En ellas, en sus personajes, en las mujeres lorquianas se ha inspirado Antonio Gutiérrez para darle forma a sus flamencas de ‘amor amargo’.

Flamencas en blanco y negro en SIMOF 2016 de Antonio Gutiérrez

De encajes, de madroños, de lunares, con tricotados y plumetis, con estos elementos ilustra de luto trajes de flamenca y refajos con tendencia a un clásico renovado, donde la flamenca se muestra reservada con alguna pincelada en verde.

Cristina García: Silencio

Y llegó el ‘silencio’ poco antes de acabar la tarde de SIMOF. Los volúmenes flamencos de Cristina García irrumpían en la pasarela y lo hacían tomando como referencia a la noche, a la fuerza de la oscuridad y sus tonos metalizados en esas horas sin luz. Así es como Cristina García salpicaba al ónix de rojos, lilas, verdes y otros tantos, haciendo uso de satenes, pailletes, plumetis, tules y alguna que otra transparencia de seda para mangas abullonadas y cortas o con volantes al hombro que acaban desparramados por la espalda.

Flamencas en blanco y negro en SIMOF 2016 de Cristina García

Javier García: Flores a ella

Tomando aire para impregnarse de los olores del sur, realiza Javier García una colección donde el negro tiñe canasteros y blancos, que se saltean con flores perfiladas al tono, protagonizando este color las enaguas de este traje de flamenca, aportando ese juego visual al andar.

Flamencas en blanco y negro en SIMOF 2016 de Javier García

Sus mangas se ensanchan a lo corsario o se limitan a un mínimo vuelo de puños de capa, sus escotes son atrevidos, bien con asimetrías bien descubriendo espaldas. Y su contundente clavel en el pelo, forman parte de las notas que destacan en esta colección.

Colección 'Flores a ella' de Javier García en SIMOF 2016

Flamencas en blanco y negro con las que se cerraban el trasiego de volantes este segundo día en SIMOF 2016.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*