Las flamencas de El Ajolí cruzan fronteras

Eso de cruzar fronteras para El Ajolí es ya algo familiar y habitual en su rutina. Sus volantes de caída dulce se prodigan más de lo que imaginas y tanto o más lejos de lo que te propongas viajar éste o cualquier año. Ya se sabe que Japón es la segunda potencia mundial en moda flamenca y hace ya tiempo que, desde allí, clavaron sus ojos nipones en Pepe Jiménez ‘El Ajolí’. Pero no es ésa precisamente la fuente de la que ha bebido para inspirar este año a sus flamencas, aunque podría serlo. Ni tampoco lo ha sido el trasiego de volantes que vive cada colección por las distintas pasarelas.

Colección 'Cruzando fronteras' de El Ajolí en We Love Flamenco 2017, las nuevas flamencas de temporada

Son otras razones las responsables de haber dado forma a los volantes de sus trajes de flamenca 2017. Te doy pistas. Son sus vecinas, las de toda la vida, las que charlan con él en un lenguaje no rociero pero que entiende, las que no dan ruido por las noches, pero disfrutan del buen tiempo como cualquier choquero. Son esas que una vez que llegan a un sitio, se enamoran, se acomodan, y no se van nunca porque adoran el lugar al que pertenecen. ¿Adivinas quiénes son? Portugal y Marruecos. ¡¡Sí!! Ha cruzado sus fronteras de agua y sal para mirarse desde el otro lado del Atlántico y descubrir de qué color se ve a Huelva desde allí. Se escapado un ratito en coche para pasar por el puente de Ayamonte y dejarse querer por las cataplanas del Algarve. Ya tenía curiosidad por ese olor que a veces le acaricia la nariz a medidía, intentando adivinar qué era.

Traje de flamenca de El Ajolí en mikado de estampado floral

Tomando un poquito de allí y otro tanto de allá, ha creado aquí flamencas de ciertas mangas abullonadas, bordados y encajes transparentes, con algo de barroquismo en el exorno,  tal y como hacen las portuguesas en su indumentaria regional, que la recargan de multitud de collares. De Marruecos se trajo sus volantes algo más condimentados, a los que ya tiene cogidos el puntito de sal y supo darle ese toque especiado que necesitan para realzar una paleta de color vibrante. Con esa amalgama elaboró la suya propia para toda una colección de flamencas.

Propuestas de El Ajolí para flores y collares esta temporada 2017

A los tres, a él y a sus vecinas, no sólo les une la cercanía y las fronteras. Les bañan el mismo charquito de agua salada. En concreto la fresquita, la del Atlántico, ésa misma que en La Antilla te congela desde la punta del dedo del pie hasta la del pelo. Ésa que te obliga a reflexionar a tiempo, concluyendo que un ‘mejor luego’ es una victoria a tiempo, pues, quizás, el baño de mañana sea más agradable que el que puedas darte hoy. Por tanto, el estilo marinero de lunares verticales alternados con los redondeados en blanco y azul y aderezados con algún toque de rojo, era inevitable incluirlo en sus ajolís, siendo, además, el perfecto comienzo de su desfile.

Rayas marineras y lunares en blanco y azul de El Ajolí

Otra veces la rayas cambian de tono pero no de lunar, abriéndose en evasé para facilitar el movimiento del vuelo con elegancia, con esa caída lánguida y delicada propia de la firma.

Lunares verticales de El Ajolí para traje de flamenca 2017

Su desfile, un año más, ha sido un referente de tendencias. Así hemos visto cómo regresan los flecos de 50 centímetros, longitud que empezó a verse a finales del XIX y que tras su reaparición en el XX se deja caer también por el XXI. Pepe Jiménez los propone por el talle, de manera oblícua y desde ambos lados para unirse en el centro en vértices, que se saltean con volantitos que van marcando la silueta.

Flecos y volantitos en el talle de este traje de flamenca de El Ajolí

O, simplemente, se alargan hasta el comienzo del vuelo, prendidos de flores bordadas que van rodeando el escote para flamencas con un buen manojo de colores que forman un puzzle de tonos rematados con encajes.

Flecos largos y flores bordadas para traje de flamenca multicolor de El Ajolí

Otro protagonista de las pasarelas esta temporada han sido los lunares, vistos en casi cualquier tamaño, hasta los impensables medida vinilo, de los que no te entran más de una docena en todo el traje de flamenca. El Ajolí los incluye en su colección. En la imagen que os dejo con uno sólo ya tienes estampado medio talle delantero. Está realizado en mikado, con un trío de volantes, uno de ellos en cascada. El encaje se reserva para las mangas y el escote de capa fruncida, detalle perfecto para estomaguitos abultados a falta de los maxi flecos y mantoncillos.

Lunares XXL de El Ajolí en su colección 'Cruzando fronteras'

También hemos visto los encajes como sobrefaldas para moteados de lunares. He aquí una clara influencia portuguesa, pues en el atuendo tradicional este tipo de encaje se usa a modo de mantoncillo o pañuelo que reposa sobre los hombros. Se usa un tejido que casi parece sostener el estampado de flores al aire. Es uno de mis favoritos de la colección.

Encajes para sobrefalda que se apoya en lunares negros de El Ajolí

También se repiten en este otro, pero sólo en las mangas, acompañando a talle que simula un dos piezas, aunque no lo es, pues la parte superior recuerda a un corpiño que se combina con el divertido juego de colores de los distintos retales de lunares mezclados en armonía simétrica. Otro affaire más, y no el único que se suma al anterior.

Encajes, lunares y mezcla de colores de El Ajolí

Entre sus clásicos canasteros, toparse con esta coquetería en tonos tierras suaves, muy suaves, conjuntados con unos encajes de bolillos que rematan vuelos en beiges o crudos, es de los que te invitan a no dejar de mirarlo. Un escote uve tapado con encajes para un tejido semi transparente de lunares, se acompasa con la falda, de estampado floral envejecido guardando volumen con el talle. ¡¡Simplemente bello!!

Traje de flamenca en tonos tierra y beiges para una flamenca muy dulce de El Ajolí en este 2017

Me han llamado la atención ciertas mangas que ha introducido este año. Siempre coloca algunas de estilo abullonadas en puños, a veces corsario, pero esta vez el volumen del tejido ha comenzado en el codo, para desmesurarse en puños, donde se frunce y se volantea un poquito. Y todo en un traje de vuelo comedido acabado en un par de volantes cuya mezcla de flores y lunares se atiene a una de las tendencias que han invadido esta temporada. Y sí, por si no te has dado cuenta aún, no son los vuelos XXL lo que precisamente se propagan entre sus flamencas.

Lunares y flores para estampar un traje de flamenca de El Ajolí de mangas abullonadas

Ha vuelto a hacer uso este año de los volantes por el talle, mostrándonos un buen ramillete de propuestas como éste. El volante pasa de delante a atrás, surcando el hombro para finalizar en el vuelo del lado opuesto. En otros estilismos flamencos, recorren la silueta de un lado a otro o también se han encontrado en puñaditos rizados.

Traje de flamenca de El Ajolí de lunares vinilo con volante que recorre el talle en oblícuo, pasado por el hombro contrario.

He aquí ejemplo de esto último. Se ha recreado en volantitos de no más de dos o tres dedos de largo, colocándolos al hilo, a modo carruchas, apoyados en las caderas, en un costado, en el centro, repartidos por el talle,… Vaya, cosidos al antojo de quien los imagina.

Encajes bordados y volantes minúsculos cosidos a las caderas de El Ajolí

Una vez más su colección es de las que apetece siempre ver por el buen sabor de boca que deja. Tiene la virtud de aglutinar en sus flamencas la gran mayoría de tendencias que puedas encontrarte, por lo que las presentaciones de cada nueva colección se erigen, además, como un clásico al que acudir cada año. Vaya, que son una cita imprescindible para hacerte con el listado de gran parte de las claves de moda flamenca de la temporada, además de resultar vital para comprenderla. Ver sus desfiles no es sólo disfrutar de moda flamenca, es aprender de ella. ¡¡¡¡Gracias Pepe, Susana, Begoña, por diseñar flamencas!!!

Pepe Jiménez El Ajolí, Begoña y Susana en We Love Flamenco 2017

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*