Las flamencas también llevan bolso

Bolso, complemento desterrado y añorado en el estilismo siempre que nos vestimos de flamenca. ¡¡Que levante el dedo o la mano quien no haya deseado uno!! Comprobando… ¿No hay dedos ni manos arriba? Alguno se ve levantado. Bueno, prosigo igualmente.

Los bolsillos cosidos en las enaguas cierto que son de lo más prácticos, pero estaréis de acuerdo conmigo que hoy día se han vuelto incómodos por culpa nuestra. Tenemos una prolongación de la mano llamada teléfono móvil de la que ya no nos separamos ni para dormir. De hecho, en casa ha dejado de ser el rey el mando de la tele. Privilegios que le aumentamos a casi nuestro otro yo cuando salimos de casa, por lo que, en el bolsillo de flamenca, sí o sí, tiene que caber el móvil. No nos enteraremos cuando nos llamen, aunque llevemos la vibración añadida, pero ahí estará en el bolsillito de cremallera.

Bolso tote en rojo de Charo García

A él se unen las llaves de casa y/o del coche que, de tanto en tanto y las pongas donde las pongas, se te clavarán en las espinillas al caminar. ¡¡Y luego te preguntas de qué son los pequeños lunaritos morados!! ¡¡Ay, alma de cántaro!! Si sumamos las moneditas, porque los billetes no pesan, las tarjetas, los pañuelitos de papel y un par de horquillas por si se nos cae la flor, ya hemos convertido el bolsillo en una mini mochila de las que pesan y a duras penas conseguiremos cerrar la cremallera. Ahí está el bolsillo a punto de estallar y sus consecuencias. Eso sí.. ¡¡Mira qué bonito queda cuando damos las vueltas bailando sevillanas!! Que no te acuerdas donde iba el bolsillo, no te preocupes, date un par de giros a lo ‘gallinita ciega’ y sabrás donde está. Aquí tocaría emoticono sonrojao, porque eso de lanzarlo al aire y que baje la ondulación en cierto lugar pues como que no.

Por eso hace ya tiempo que se ven carteras de mano y bandoleras a juego con los vestidos de flamenca. Corresponde a cada una elegir si optar por el bolsillo, por el pequeño bolso o por el acompañante generoso, uno de carne y hueso, que te cede un par de sus bolsillos para tus cosas, no sin antes colocarte cara de póker.

Gafas de sol blancas de Charo García para traje de flamenca de Sánchez Murube

También está esa mini ventaja que con el tiempo desaparece: la de la bolsita de los peques. Se suelen ver paseando pr El Real en un material plastificado con algún estampado bonito. No decora a la flamenca, pero con la excusa de llevarle las bailarinas para cuando se canse, la rebequita o toquilla por si hace frío y las chuches haces un ‘ya que estamos’ y guardas lo tuyo. Todo menos colocarte el móvil en el escote, ¿o quieres parecerte a esos ‘Pepitos piscinas’ setenteros que se colocaban el cigarro en el huequito de la oreja o el paquete de tabaco en la doblez de la manga?

Parte frontal del bolso de Charo García

A todo esto nos queda un alternativa. La que te presento aquí, que une esta última opción y la del bolso. ¡¡Qué contento se va a poner tu acompañante cuando vea que no comparte sus bolsillos y vuelven a ser para él!! Se trata de un bolso grande, tipo shopping, un básico y clásico de la firma Charo García que te sirve para todo, para esta Feria, para esta Romería, para una salida con niños y sin ellos y para, por supuesto, la oficina.

Podrás llevar lo que se te antoje, lo tuyo, lo de los niños y lo que no le quepa a tu amiga en el suyo. Hasta podrás ofrecerle a él espacio para lo que le estorbe en los bolsillos.

Tiene multitud de bolsillos en el interior de una bolsa con cremallera que puede desmontarse del bolso. Así seguirás teniendo alojamientos seguros para lo que no quieras perder, que ya sabes lo que ocurre en las profundidades de estos bolsos, y con todas las ventajas que conlleva un bolso grande.

Su forma rectangular y sus costuras reforzadas te garantizan portar, cómodamente, todo lo que quieras llevar en él. Hasta esas sandalias con las que algunas veces sueñas cuando no aguantas los tacones ahora sí irán contigo. Y es que siendo de Charo García no podría ser, valga la redundancia, de otra manera, pues ha creado este bolso para convertirlo en un imprescindible para tí, un básico en tu armario y en tus momentos especiales del que no te separarás. Cierto es que a una boda no irás a él, o puede que sí para sustituir a la famosa bolsita que llevas para los niños, pero no me negarás que no te tienta combinarlo con todos los estilismos que se te ocurren.

Brazalete de Loletesdebús a juego con bolso de Charo García y vestido de flamenca de Sánchez Murube

Para este look feriante a lo Dolce Vita lo elegí en rojo que combiné con gafas de sol de la misma firma, tanto negras como blancas, de lunares en las patillas. ¡¡¡Hay que hacerse con ellas para hacer El Camino!!!

Pendientes de flamenca de Loletesdebú a juego con gafas de sol negras de lunares rojos de Charo García

El vestido de lunares es de la nueva colección de Sánchez Murube, Dolce Vita, con la que cerró esta quinta edición de We Love Flamenco. Es un Marisol de largo midi, con enaguas en negro y rojo y, además, sin mangas. Las que véis en las imágenes son las de una segunda pieza que se cruza con lazada por detrás. Por lo que es perfecto para estas ferias calurosas en las que resulta adecuado olvidarse de ellas. Y si llevas un bolso como éste, ya sabes… Cuando te lo quites podrás guardarlo en él.

Vestido de flamenca estilo marisol de Sánchez Murube de su colección Dolce Vita

Resultó perfecto para darle ese aire vintage de una película de culto como es la Dolce Vita de Fellini, en la que se ha inspirado Sánchez Murube para aflamencar las tendencias en moda de la época mostrada en el film. De ahí que el marisol sea más larguito, pues guarda sintonía con los ladylike de aquellos años.

Para completarlo opté por los complementos de Loletesdebú, firma valenciana que, desde allí ha viajado hasta aquí, hasta Sevilla, para presentar este año en SIMOF, en pasarela, su primera colección flamenca. Su aventura en este sector no ha hecho más que comenzar y, dado el buen sabor de boca de su esta primera experiencia flamenca, me consta que desea proseguir con esta línea y que suma a la que ya tiene de tocados.

Pendientes a juego con el brazalete de Loletesdebú

La singularidad del material que emplea y la no menos original técnica que ha desarrollado para trabajarlo, en base a sus conocimientos, le han supuesto recorrerse ya medio mundo en pos de mostrar sus piezas, tanto en Londres, como invitada de la Semana del Sombrero y del Tocado, como en otros lugares del planeta.

Labial rojo para un estilismo de maquillaje y peinado de Verónica Carrión

Para este estilismo flamenco elegí un brazalete y unos pendientes a juego, pareja del que sólo llevé uno por el tipo de peinado que en el centro de belleza Verónica Carrión optaron hacer. Se trataba de un recogido con aire retro, desenfadado, inclusive con ondas al agua a las que les dieron volumen y que Antonio de La Campa supo captar con su cámara, como siempre.

Y todo para presentarte una propuesta flamenca en tono práctico que te ayude a disfrutar de una feria o romería con niños o, simplemente, te la haga más cómoda, dándole una función más a un bolso que  te aseguro usarás todo el año. Y tú, ¿llevarías bolso grande a la Feria?

Bolso y gafas de sol, blancas y rojas: Charo García

Pendientes y brazalete: Loletesdebú

Vestido de flamenca: Sánchez Murube

Estilismo (maquillaje y peluquería): Verónica Carrión

Imagen: Antonio De la Campa

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*