Leticia Lorenzo en WLF 2016: Sobreviviré

La vida da muchas vueltas pero siempre acabamos en el mismo sitio. Así puede resumirse, en poco más de 10 palabras, el periplo de Leticia Lorenzo hasta volver a coger aguja e hilo, pues mientras la mayoría incluíamos en la carta a Los Reyes Magos vestiditos para muñecas, ella prefería pedirles un par de metros de tela de flores para hacérselos, que eso de pequeños precoces cocinando menús de restaurantes con estrellas Michelín no es exclusiva propiedad del presente, como tampoco lo es del pasado el prodigar estas habilidades en la tele.

Traje de flamenca de encaje rojo de Leticia Lorenzo en We Lo0ve Flamenco 2016

Aún así, a pesar de apuntar maneras, los pasos hacia diseñadora de moda flamenca no los fue dando poco a poco, más bien, cuando llegó el momento, cogió una pértiga y dió el salto, pues su formación, en un principio, se enfocó en otra dirección en la que también necesitaba de su lado creativo, lápiz para plasmar en papel y rigurosidad milimétrica para unir piezas geométricas, siendo quizás éstas las similitudes que pueden referirse. A pesar de ello, la diferencia existía, pues, durante ese tiempo, no le reportó la gratificación inmaterial que buscaba, al igual que nos ocurre a todos con lo que hacemos.

Traje de flamenca estampado de flores y lunares de Leticia Lorenzo

Afortunadamente, las circunstancias propiciaron el cambio de rumbo, o mejor dicho, el retorno hacia el camino andado, volviendo a dar puntadas textiles y a afilar lápices para idear bocetos flamencos a los que seguir sin apartarse, encontrando así la parte que le faltaba, ésa que te llena cuando haces lo que te gusta, que te humaniza y te da las razones para seguir en ello, pues a veces, un simple gracias de una clienta es lo único que Leticia Lorenzo espera.

Traje de flamenca corto de Leticia Lorenzo

No son sus primeras flamencas pero sí es su primera colección para pasarela, en la que se palpa el ímpetu de quien empieza y quiere mostrar un variado ramillete de trajes de flamenca.

Su comienzo en amarillo y su cierre en rojo, se corresponden, respectivamente, con el color tendencia de la temporada pasada, que aún se deja ver por ésta, y con el que lo es en este 2016, pues su presencia es constante en cualquier colección flamenca que se precie, ya sea de manera absoluta, ya sea de manera parcial en forma de estampados o lunares.

Mini colección en amarillo de Leticia Lorenzo en We Love Flamenco 2016

Su colección ‘Sobreviviré’ es como un grito al aire tras haber conseguido lo que tanto trabajo le ha costado, no refiriendome al hecho de diseñar al completo una colección sino a la aventura transcurrida hasta llegar a sentarse delante de una mesa para diseñarla. Creo que es como un pequeño homenaje a lo vivido antes de ponerse de nuevo un dedal.

Sus diseños se reparten a lo largo del día y la noche de Feria, entremezclándose, en cada momento, diversos estilos de flamenca, tanto ajustándose a las buenas costumbres del vestir de lunares como a las que van dando forma a la flamenca actual, haciendo suyos elementos pret-a-porter. Tampoco faltan los revilvas (se lee revaivols, seguro que así sí te suena) setenteros y ochenteros que conviven con el resto de flamencas dentro de esta colección.

Camisa de encaje para pantalones estampados pitillo de Leticia Lorenzo

Los mantoncillos, grandes desterrados de esta temporada, pueden contarse con los dedos de una mano entre los ‘sobreviviré’ de Leticia Lorenzo, topándote con ellos en estilismos más clásicos, de canasteros con lunares y encajes de bolillos u otros de vuelo de capa de lunares galleta y flores o el plagado de encajes y madroños cosidos al hilo, donde el clásico de talle bajo indica el comienzo del vuelo con volante pequeño.

Flamenca clásica de Leticia Lorenzo en We Love Flamenco 2016

La inspiración setentera exige un talle algo más alto, abriéndose en evasé antes de avistar las rodillas, como este azul con bordados al escote por delante, de puños cerrados a las muñecas.

Traje de flamenca con bordados de flores en el escote de Leticia Lorenzo

También este otro de plumeti para mangas y escote con volante, que se apoya casi al borde de los hombros, emana esos aires setenteros actualizados cambiando vértices eerrados en el pecho por uves de líneas abiertas de lado a lado, manteniendo el resto del talle al uso de aquellos años, con volantes con cuerpo mirando al frente.

Traje de flamenca negro de vuelo evasé de Leticia Lorenzo

Otra de las tendencias de la temporada son los dos piezas con falda de doble capa rematado con un sólo volante, con fruncido en la cintura a lo mejicano que tanto se está dejando ver por pasarela y que Leticia Lorenzo estampa de flores, combinándola con camisa dulce de plumeti decorada con bolillos que bien pueden parecer carruchas XXL. Pero si lo tuyo no es tanto vuelo y paseas a caballo por el Real de la Feria, siempre tienes la opción amazona de flores de cintura ancha.

Traje de flamenca de dos piezas de falda de doble capa estampada de Leticia Lorenzo

Sus flamencas del veintiuno también visten canasteros pero se modifican, como todas, en mangas, escotes y hombros, decorando algunos con volantes, abriendo escotes verticales y cerrando en cuellos barco en otros, entre mis favoritos: el de lunares blancos sobre verde esperanza con detalles ochenteros en muñecas, que no sólo vemos aquí sino a lo largo de los diferentes trajes de flamenca de la colección.

Traje de flamenca de lunares con escote vertical de Leticia Lorenzo

También se dejan vestir con mangas de capa, moteadas o con transparencias bordadas, para una noche feriante donde lo poco visto es lo que más tiende a usarse.

Traje de flamenca negro con mangas de capa de encaje de Leticia Lorenzo

Otras simplemente contornean el escote con volante en un vestido cuajado de rectángulos fruncidos al hilo, osando mezclar no sólo distintos tejidos sino intensidades diferentes del rojo imperceptibles con el movimiento de volantes.

Traje de flamemca rojo con volante al escote de Leticia Lorenzo

Entre mis favoritos por la singularidad de tonos y la combinación explosiva de los mismos, junto a los tejidos empleados y mezclas de piquillos y bolillos, es este canastero de camisa que, si te despistas, la combino con una falda lápiz de talle alto a juego y,  ¿quién me dice a mí que no me sirve también para el ‘Lunes del Pescaíto’?

Traje de flamenca dos piezas en índigo y mandarina de Leticia Lorenzo

Entre sus tonos elegidos para la temporada el blanco lo ha escogido en el más puro que te encuentras, el de siempre, el que brilla y no palidece, usando un raso de seda como base al que darle el toque con plumeti de ‘tiras bordás’ que decora con volantes verticales las mangas, desde hombros a puños, y el talle con volantes subidos y otros al hilo que abrigan al resto.

Traje de flamenca blanco de satén y plumeti de Leticia Lorenzo en We Love Flamenco 2016

Los largos cortitos en flamenca y el dos piezas con pantalones pitillo también han tenido su hueco en la colección de flamenca de Leticia Lorenzo. Entre los volantes hasta la rodilla encontramos contrastes, con la flamenca de siempre y la rompedora, la que le gusta levantar miradas y hasta girarlas, con escotes interminables, de los que apuntan al ombligo y doble largo o en un color que evite el paso discreto.

Traje de flamenca corto y estampado de escote uve de Leticia Lorenzo

Quizás sea en su mini colección carmín donde más se ha dejado llevar al diseñar sus bocetos, dado que ha sabido introducir de manera elegante una chaqueta en plumeti sin que se aprecie en exceso, gracias a volantes que sesean más arriba que de costumbre. Su intención no es la de un aprecio descarado de la prenda sino la de la integración de la misma en el resto del diseño.

Traje de flamenca rojo con chaqueta de plumeti de Leticia Lorenzo

De todos, mi favorito este rojo de vuelo María de la O con una pieza que lo cuebre que se le podría llamar kimono pero no lo es, pues no está cerrado por delante, o también se le podría llamar capa sin ser exacto, pues también debería estar abierta y no lo está, encontrando en poncho de encaje flecado la designación más adecuada, que no perfecta, prenda que se ajusta al cuerpo con la ayuda de cinturón de flores de la firma.

Poncho flamenco vestido en tonos rojos de Leticia Lorenzo

Para cerrar su primer paseo por We Love Flamenco escoge una novia de piel y volantes de tul, de escote generoso e interminable y contundente, bordeado con aplicaciones en plata, de cola de las que no se mueven, como debe de ser.

Vestido de novia con volantes en piel y tul de Leticia Lorenzo

Complementos Leticia Lorenzo

Leticia Lorenzo crea para cada traje los complementos de flamenca que necesita, desde las flores para el cabello, hasta los pendientes, incluyendo peinecillos y cinturones, teniendo el detalle de obsequiarte con los complementos que se corresponden al traje de flamenca del que te has prendado. ¡¡Qué buena idea y cuántos dolores de cabezas nos ahorras!!

Flores, pendientes y cinturones de Leticia Lorenzo

Para Leticia Lorenzo este año We Love Flamenco 2016 ha venido a ser la puesta de largo de la firma en pasarela; primera colección que desfila estando aún su estilo en proceso de maduración, el cual tiene ya un buen número de adeptos. Por otro lado, ha sido también una prueba para ella misma, pues necesitaba tener esta experiencia en su haber, buscando también dónde llegan sus límites, pues eso de tener espacio y tiempo propios en una pasarela de tablas añejas, como las de We Love Flamenco, requiere un nivel de responsabilidad y trabajo que implica cierta disciplina.

Colección de flamenca 'Sobreviviré' de Leticia Lorenzo en We Love Flamenco 2016

Te has expuesto a exámen ante los ojos de otros, a los cuales aún puedes mostrarles más. En lo que respecta a los míos tienen ganas de seguir viendo creaciones tuyas, por lo que te seguiré de cerca, Leticia Lorenzo, ya que me ha gustado cómo nos imaginas en flamenca y me gustará ver cómo lo sigues haciendo. ¡¡Será bonito ser testigo de cómo creces y poder contarlo!!

Leticia Lorenzo en We Love Flamenco 2016

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*