María Amador amplía colección en Wappíssima

Quien disfruta haciendo lo que hace, siempre le parece poco. Eso es lo que le ocurre a María Amador, por eso no ha tenido a bien ampliar su colección, lo cual se agradece, para la presentación de Natural Beauty en Sevilla, en la Pasarela Wappíssima 2017.

Natural Beauty de María Amador en Wappissima 2017

Su puesta de largo, la de esta colección, fue a comienzos de año, sobre mediados de febrero, en la Pasarela Flamenca Jerez. Pero ha sido ahora, para este segundo desfile en Sevilla, cuando ha engrosado su coleción, tano en su línea principal, que se define estampada de insectos llenos de significado en la cultura japonesa, como en la segunda de la que ya nos adelantó un traje en Jerez. Ambas sendas creativas difieren entre sí lo justo, guardando coherencia y manteniendo el mismo hilo conductor, el de la simbología de ciertos bichitos.

Este traje de flamenca del que hablo está realizado en satén de seda negro, con enaguas rojas y embellecido con hilos de oro. Ese día en la tierra del vino no desfiló con su colección, sino junto a las creaciones de los participantes en el Certamen de Noveles que cada año organiza esta pasarela y del que María Amador también formó parte. Éste es un pequeño desfile conjunto que sirve para amenizar a los asistentes durante el tiempo de deliberación que necesita el jurado para emitir su fallo. El cual nos sirve para conocer un poquito más de la diseñadora.

Traje de flamenca negro con enaguas rojas y bordados en hilo de oro de María Amador

María Amador no fue la ganadora de este concurso de emergentes, pero sí se llevó la ovación del público, pues su Natural Beauty, con su oriental ramillete de propuestas con volantes y bichitos alados, despertó la admiración de los presentes, que supieron apreciar en la colección una base y un desarrollo lo suficientemente sólido como para optar a conquistar el primer puesto de este concurso. Se quedó cerca, pero no pudo ser. Y eso me dejó una desazón como la que ya tuve el pasado año cuando José Raposo en SIMOF sólo pudo oler el aroma de los galardones. En cambio, este año su suerte estuvo de cara y su colección le ha hecho merecedor del premio como mejor colección de este 2017 en SIMOF. Por lo que, si nos basamos en esta lógica, ¿será el año que viene el de María Amador? … ¡¡Ojalá!!

Corte imperio flamenco de María Amador en Wappíssima 2017

Pero hablemos de sus nuevos Natural Beauty. De un total de 4 joyitas flamencas que han brotado de su prolífica creatividad, provocando ese desdoble de tonos en la colección. Totalmente contrarios, estos dos colores poseen esa idiosincracia que le confiere el hecho de ser polos opuestos, pues se atraen y complementan a la vez. Al blanco y al negro se les considera elegantes a la par que clásicos, sobre todo en cuestiones de indumentaria. María Amador escogiendo al negro para añadir volantes a su colección, contrarresta la dulzura del blanco, ofrenciendo una perspectiva diferente de una misma fuente de inspiración. Éste de corte imperio y cuello caja que deja esos bucles de esta pequeña pieza textil en el hombro, para decorar uno sólo y crear asimetría, es uno de mis favoritos de la colección y de todos los que pudieron verse en esta edición de Wappíssima 2017. Es de esos trajes que consiguen alargar la figura a pesar del vuelo fruncido que nace en el pecho.

Traje de flamenca blanco con estampado de insectos de María Amador

Los otros tres trajes se conjugan con el tejido que ya conocemos, en ese salteado de bichos alados como son los escarabajos, las libélulas, las mariposas, las mariquitas y las abejas. Y no es porque le hayan faltado a los ónix, pues éstos llevan mariposas e insectos bordados por la firma, sino porque su presencia, según el fondo sea claro u oscuro, difiere, logrando, a pesar de ello, una homogeneidad correcta entre los diseños.

Traje de flamenca de María Amador con asimetría en mangas

El primero que vimos desfilar, tras éste contundente en negro y oro, lo hacía en la línea creada en blanco. También jugaba con la asimetría originada por una manga larga de capa, ribeteada con carrucha en tono albero que se acompasa con el vuelo y las enaguas del vestido. De nuevo mariposas, pero sólo una parejita haciendo uso del bordado y el estampado, dando lugar aquí a ese nexo de unión entre las dos mini colecciones de Natural Beauty.

Para las siguientes dos propuestas deja un poco de lado el acento flamenco y se pasa al de la moda. Aquí tienes este dos piezas, de plumeti, para la camisa en blanco coqueto, combinado con falda larga de vuelo, con cuerpo, en el tejido que inspira y es el eje central de todos los volantes de Natural Beauty. Resulta ser perfecto para una boda o para una ocasión similar en la que lucir de largo, además, simboliza muy bien la facilidad con la que, hoy día, se versiona cualquier tejido en flamenca.

Falda estampada y camisa de plumeti de María Amador

El segundo estilismo cerraba la presentación de los nuevos diseños, que no el desfile, y he de confesar que me gustó especialmente. Combinó uno de los leggins de su colección Amazonas, la que presentara en Code41 Trending y de la que ya os hablé, con este top sin mangas, de escote cruzado y plisado, que consigue así aportar volumen a la zona del pecho, detalle de suma importancia para las que no gastamos más allá de la 90. A medio camino, entre la cintura y el pecho, María Amador frunce un vuelo en el mismo tejido y hasta le coloca enaguas en azul cielo con carruchas incluídas, haciendo un mini Marisol que no baja más allá de las caderas para deleitarte la vista. Siempre es un placer ver cómo deja su impronta y su pasión por la moda flamenca en cualquiera de las piezas que diseña.

Top cruzado con vuelo en la cintura de María Amador

Pero la verdadera protagonista de la noche, sobre la que se clavaron todos los ojos, no medía más allá 75 centímetros, no hablaba sino que balbuceaba y tampoco desfiló como es costumbre. Tuvo el gusto de salir acompañada de una modelo, de colocarse en primer plano, para así no perder de vista ni a los focos ni a los asistentes, a los que, de tanto en tanto, miraba y regalaba sonrisas. Añadirle el gorrito a juego con aplicaciones, y procurar conservar la estética del resto, es una muestra más del cuidado y mimo que María Amador aplica en cada nueva colección.

Traje de flamenca para bebé de María Amador

Cerraba su desfile, como ya hiciera en Jerez, con un precioso vestido de silueta princesa que, más tarde, tuve el gusto de lucir. Pero eso os lo cuento y os lo enseño en otro artículo. Para desfilarlo en pasarela, ha creado kimono flamenco que es también bata de cola y le aumenta esa contundente presencia en pasarela.

Kimono y traje de flamena de María Amador

Especial mención merecen los complementos de Tiali, firma que ha sabido realzar la inspiración oriental de la que se ha nutrido María Amador para crear estas joyitas flamencas. Para flores, peinecillos y pendientes, Tiali se ha decantado por la abundancia en flores y una mezcla desigual, aunque equilibrada, en la que despareja pendientes, lo cual me ha encantado.

Flores, pendientes y peinecillos de Tiali para María Amador

Una vez más María Amador hace gala de su nivel de compromiso con la aguja y el diseño. Por eso, saber que María Amador amplía colección es tener la certeza que la sorpresa con mayúsculas estará presente. Pertenece a ese grupo de diseñadores cuyo esfuerzo permanente hace que parezca sencillo algo que no lo es, ya que lo tiene asumido en su rutina de trabajo como un ingrediente más. Pero, realmente, no es sencilla su manera de trabajar ni tampoco su grado de exigencia, el que se auto-aplica, es bajo.

La temporada flamenca no ha acabado pero en cuanto a desfiles de moda flamenca sí toca esperar. Unos seis meses quedan todavía para conocer cómo serán sus nuevas flamencas. Yo ya estoy contando los días, la impaciencia me puede pues nunca me canso de ver lunares y volantes, ¿y tú?

María Amador en el photo call tras el desfile de su colección flamenca Natural Beauty en Wappíssima 2017

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*