María José Blay en SIMOF 2014

“Yo me sentiré princesa, te daré mi hermosura y en tu corazón gitano entraré”, con esta frase entonada por el grupo encargado de amenizar el desfile, finalizaba la presentación de “Veritades” de María José Blay en SIMOF 2014. Si relees la frase descubres que viene a sintetizar lo que vimos en pasarela. Una mujer muy femenina, segura por donde pisa y con la libertad de sentirse bella conquistando por donde pasea.

Maria José Blay en SIMOF 2014 Maria José Blay en SIMOF 2014

Su colección de vestidos de flamenca eran un pequeño recorrido por los diferentes momentos de la Feria; para la cena del Pescaíto el traje pantalón tres piezas en gris suave y rojo salmón, con flores repartidas en chaqueta y cintura. Para la noche los realizados en azul pavo y negro, colores por excelencia de trajes de fiesta y para ciertas ocasiones, María José Blay los trae al traje de flamenca para que se luzcan por la noche, donde el negro y el azulón mejoran su aspecto. Y para el día el resto, donde las flores llueven desde el cielo y se reparten por el vestido, algunas parecen derramarse de un cuenco de flores desde el hombro, en otros las rosas parecen volar por el cuerpo del vestido. Pero en todos, todos, hay flores a modo de estampados, de exorno pegado al talle, de bordado donde hay lunares, para así no hacer sombra al estampado flamenco de siempre, y otros donde los topitos y las rosas conviven, pues es ésta la flor que más se repite en la colección.

Maria José Blay en SIMOF 2014
Rojos, negros, beiges y blancos acompañan a ese tono especial de azul, ese que a veces nos cuesta combinar y que tan bien ha sabido María José Blay complementar con grandes accesorios que destacan y realzan la pieza con la que conjuntan.

Maria José Blay en SIMOF 2014

Presenta a la mujer flamenca atrevida y moderna que afloró varias veces en el desfile, portando mascota de caballero y chaqueta jeans perfecto con tachuelas, ¿o acaso no te han dejado alguna vez una chaqueta vaquera en la Feria para que no pases frío? O en el ya nombrado un par de párrafos antes, el traje chaqueta de pantalón. También busca comodidad en sus diseños para quien los lleve, pues incluye una novedosa cremallera allá donde el talle más se ciñe, facilitando una movilidad con naturalidad. Por más que intenté captarlo en fotos no se quedaban las modelos quietas los segundos que necesitaba para ello, pero están ahí, en sus trajes. La idea de ir totalmente “Barbie” cuando lo necesitas y convertirte en “Nancy” cuando te hace falta es fantástica, pues no todo el día gusta ir tan encorsetada y también es un detalle que facilita los paseos al baño. He de preguntar si gracias a ello puedes despojarte de la eterna acompañante.

 

Maria José Blay en SIMOF 2014

Veritades de María José Blay

Maria José Blay tiene un talento natural para el diseño y predisposición por el arte, por lo que los volantes dispuestos de manera que el vuelo quiere ser una rosa, su especial forma de disponer las flores y detalles a lo largo del vestido y la elaboración de patrones diferentes para cada uno, denotan lo trabajada que queda cada pieza de la colección. Tejidos como dupion, guipour, georgette (lo adoro, no necesita plancha), popelín (un clásico en algodón) y algodón con lycra (vital para que sus modelos queden ajustados, marcando curvas) son los usados para conseguir ese efecto femenino que busca en sus creaciones.

Maria José Blay en SIMOF 2014

La colección, mientras se escuchaba la frase con la que he comenzado el post, la cerró Eva González con un espectacular y entalladísimo vestido negro en neopreno con tul de lycra, donde la falda llena de volantes rematados con cremalleras doradas, como la que recorría el vestido, parecía flotar sobre la pasarela.

Maria José Blay en SIMOF 2014
Os dejo el vídeo para que podáis contemplar los trajes de María José Blay en movimiento.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*