Novias 2015 de Juana Martin

A quien sabe aunar tradición e innovación no le resulta difícil inspirarse en la historia de otras culturas y traerlas un poquito a lo nuestro y al presente en modo costura, tratándolas con igual mimo que a la suya propia. Son capaces de hacerlo porque les es inherente, porque les corre por las venas, porque respiran y sienten así y no ‘asao’ (o sea, de otra manera), porque no saben vivir el presente sin dejar de contemplar el pasado y conservarlo, pero siempre dando pasos hacia delante. Eso es lo que transmite Juana Martín con su manera de ver la moda, en especial con sus novias, las de su colección Katsura que pude conocer hace justo un mes en la Pasarela Pura Moda 2015.

Coleccion Katsura de Juana Martin en Pura Moda 2015

A esta pasarela de albero nos trajo un poquito de su pret-a-porter y otro tanto de sus novias 2015 presentadas en la pasada edición de la Barcelona Bridal Week. ¡¡Ay, ojalá para la próxima colección barajes presentarla un poquito más cerca, como por ejemplo en la pasarela andaluza Sevilla de Boda!!

Sus comienzos flamencos, allá por el 2.001 en SIMOF, perduran y se denotan en sus diferentes líneas de moda. Es algo inevitable que esos volantes que entremete en las caderas, en el vuelo sirena o en los puños de las mangas le delaten, pues, como ella bien dice, ‘el flamenco corre por mis venas’.

Vestido novia de corte sirena de Juana Martin

Las siluetas de ‘Katsura’ son muy femeninas, muy suaves, de las que insinúan. Quizás esa influencia oriental sea la responsable de algunas de sus creaciones donde, al igual que sucede con los kimonos, las formas no se marcan, se desmarcan pero sin dejar de adivinarse, consigue así alargar la silueta, tildarla de esbeltez con una sencillez elegante de corte chic, haciéndose eco del minimalismo de los 90.

Mangas de orquídeas en vestido de novia de Juana MartinLa ansiada espalda descubierta por parte de toda casadera, o al menos así me lo han hecho saber diferentes diseñadores de moda nupcial, será tendencia de este año y me da que también en los sucesivos, por aquello de las listas de espera eclesiásticas; entiéndase que una novia lo primero que elige es el vestido, bueno, lo segundo que primero hay que tener el novio, así que para cuando tiene la fecha del enlace ya sabe cómo quiere ir, por eso, la perduración en el tiempo de ciertas modas algunas veces simplemente se debe a razones tan nimias como ésta.  Las novias 2015 de Juana Martin también se dejan mimar por escotes a la espalda, eso sí, en forma de uve.

Escote en la espalda en forma de uve en traje de novia de Juana Martin

Y no sólo por detrás, la piel también se deja ver por delante, en ocasiones entre cuellos de capa, en otras simplemente se alarga de manera infinita quedándose justo a tiempo de indicar por donde cae el ombligo.

Escote de capa para novias 2015 de Juana Martin

El uso de la pureza del blanco se planea, se usa de manera consciente en esta colección, pues se busca aportar luminosidad a quien será el centro de todas las miradas y se conjuga con la sencillez de líneas y patronaje; simplicidad aparente, pues la frase ‘menos es más’ debe aquí usarse como sinónimo de la facilidad extraordinaria de Juana Martín, haciendo parecer sencillo lo que, realmente, no es. Esa caída de los tejidos como el crepé o el mikado de seda, ayudan a reforzar esta idea, aportando esa languidez elegante que feminiza sin ajustar.

El vuelo que nace en la cintura y decora caderas, es un recurso textil del que gusta Juana Martínn y que favorece las tengas marcadas o no, pues o bien te las dibuja, a la par que, a la vista, acentúa la cintura, o bien te las suaviza.

Novia de Juana Martin de corte sirena con volante en cadera

Imagen del boceto cedido por Juana Martín

Volviendo un poco a retomar el primer párrafo, el nombre oriental de su colección procede de un pequeño palacio que la corte imperial japonesa usaba como retiro, durante el cual una de las rutinas de sus moradores era la de observar La Luna. Este lugar, al que se considera un tesoro nacional en Japón por su significado y belleza, se complementa con jardines, distribuídos acorde a la tradición y en consonancia con la arquitectura japonesa, donde la vegetación simboliza el paso del tiempo. Juana Martín escoge las orquídeas blancas para decorar sus trajes de novias como si quisiera indicar que ha llegado el momento de dar el paso para quien lo lleva, que ya ha transcurrido ese periodo previo de conquista, que el tiempo que debía pasar para llegar hasta aquí ya ha pasado. ¡¡¡Es tu momento!!!

Cascada de flores para novias de Juana Martin

Imagen del boceto cedido por Juana Martin

La fragilidad de la esta flor se recorta en pétalos contundentes que, agrupados, caen desde el hombro en cascada hasta casi besar el suelo, salpicando el largo del vestido, o bien se derraman en el vuelo sirena o, simplemente, la abrazan con prudencia de una esquina a otra de su cuerpo.

novias_juanamartin_4

Crea así Juana Martín una novia clásica, de líneas sobrias y patronaje regio, cargadas de simbolismo donde la fragilidad se torna ternura y la sencillez discreta lo hace en romanticismo.

novias_juanamartin_13

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*