Nuevas genuinas flamencas Taller de Diseño

En plena ebullición de la búsqueda del traje de flamenca perfecto, que aparezcan nuevas flamencas Taller de Diseño resulta más que idóneo. Pues poder volver a tener variedad donde elegir, te da la seguridad que encontrarás lo que buscas. Menos mal que, a pesar que cada firma presente su colección a comienzos de año, es bastante habitual que se le sumen otros tantos volantes a los iniciales a medida que se van acercado las fechas de rebujito, albero y calle Infierno. Es la tabla de salvación para muchas que comienzan tarde esta aventura.

Genuinas flamencas Taller de Diseño de encaje y buganvilla en Foronda

Taller de Diseño es una de esas firmas. Además, sus ganas creativas no menguan con el transcurso de los días, sino que se acrecentan, sobre todo cuando ya comienza el azahar a impregnar las tardes de primavera, olor característico de Sevilla en estas fechas y que tanto se ha resistido a mostrarse este año. Parecía ya que eso de salir a disfrutar del solecito en mangas de camisa no iba a llegar, pero ha llegado. Pues, no es lo mismo buscar traje de flamenca ataviada de paraguas y katiuskas que con bailarinas y gafas de sol. Eso sí, antes no está de más ese paseíto virtual por blogs y webs para cotillear un poco lo nuevo y organizarte qué visitar.

Mantoncillo de terciopelo estampado para traje de flamenca en buganvilla de Taller de Diseño

Así que, sin más, te presento parte de la colección cápsula de trajes de flamenca 2017 de Taller de Diseño, por si te gustara incluirla en tu itinerario de búsqueda. Sus nuevas genuinas flamencas se añaden a las que ya conociste en We Love Flamenco a mediados de enero.

Entre sus diseños han incluído talles de encaje. En concreto este blanco y otro más en verde. El blanco lo vestía Nati, que con su cabello rubio y el dorado de su piel lucía muy bien. Este traje de flamenca es de talle bajo, muy en consonancia con el romántico y vintage estilo de la firma. Va abriendo vuelo a medida que se acerca a los tobillos, comenzando algo más arriba de la rodilla la sucesión de volantitos medianos.

Traje de flamenca de encaje y lunares de Taller de Diseño

Combinan estos calados en blanco suave con unas sedas semitransparentes al tono de lunares verdes y rojos, entremetiendo más encajes y cintas de terciopelo. La dulzura con la que el vuelo de las mangas caía de manera sosegada, casaba en armonía con el resto del estilismo flamenco, siendo todo un placer verlo.

Pendientes, flores, broche y mantoncillo de Taller de Diseño

Para añadirle color al blanco roto le agarraron con brochecito de flores un mantoncillo en rojo. Esos de mix and match con piezas lisas y estampadas, de flecado clásico, sin exceso de largo. Para las flores no sólo se han contando con los tonos de los lunares, sino también con los que se reparten por mantocillo, broche y demás complementos, disponiendo las flores a modo de diadema.

Para el estilismo feriante de aire victoriano en tono verde, los encajitos que remataban los volantes se tintaban en beige, dejando que un mantoncillo de terciopelo flecado en rojo contrastara descaradamente con el resto.

Trajes de flamenca de encaje de Taller de Diseño colección 2017

Precisamente esta pieza facilitaba el colorido variado de flores para el cabello, lo cual pudimos mantener para este otro traje de flamenca en buganvilla suave con flores diseminadas. Sí, pueden parecer otros complementos, pero no, son los mismos. Ni siquiera los pendientes tuvimos que cambiar.  Para este traje de flamenca estampado, la riqueza de tonos y lunares de los volantes, algunos colocados al cejo, no hacen más que alimentar el estilo definido de Taller de Diseño.

Traje de flamenca en buganvilla estampado de Taller de Diseño

Es grato llevar un traje como éste, pues hará tus momentos de tedios más divertidos. ¿O acaso no te ha dado por mirarte el traje de flamenca cuando te evades del silencio o de alguna conversación en la caseta? Mientras realizas este ejerecicio de repaso diario a los vuelos, seguro, y sólo si vistes un Taller de Diseño, te has topado con alguno nuevo, preguntándote a tí misma… ‘¿Siempre ha estado ahí?’ Pues sí, desde el primer día, lo que pasa que hay que fijarse cuando te haces con un Ángela y Adela.

También lucimos dos propuestas a medio camino entre la flamenca y lo rociero para pasear en La Aldea. Una de ellas ya pudiste verla en su desfile de comienzos de año. La otra, la que yo llevo, sí es de la nueva colección cápsula. Esta mini colección que te estoy presentado aquí y que se añade a sus ‘Genuinas’.

Trajes de flamenca con vuelos corte impero de Taller de Diseño

Nati iba de azul intenso con flores liberty, esas pequeñitas que forman pequeños ramitos diseminados, más o menos geométricamente, por el tejido. Se ajustaba hasta la cintura por un fruncido delantero inapreciable a la vista. Y desde ahí el vuelo abría, dejando que unos cuantos volantes verticales decoraran el traje de flamenca antes de llegar al que remataba el bajo, con enaguas celestes de lunares fucsias al tono de los detalles del traje.

Trajes de flamenca con estampado cachemir y liberty de Taller de Diseño

Esta vez no se combinó con pamela pero sí con mantoncillo en tono índigo, dejando a las flores la función de integrar todos los tonos del traje de flamenca, que se acompañaban bien de los peinecillos elegidos para la ocasión.

El otro estilismo, un corte imperio sin vuelo desmesurado a las caderas, se torna perfecto para esos días en los que te mires como te mires al espejo no te hallas. A partir del pecho, el vuelo fruncido aumenta pero en su justa medida, añadiendo volantitos, incluso tableados, para ganar en volumen visual.

Traje de flamenca de cachemir de Taller de Diseño

Su estampado cachemir le aporta ese plus de vestido de flamenca atemporal, engrosando cualquier armario feriante con originalidad, dando mucho juego a la hora de introducir complementos. Para este estilismo la preferencia fue el rojo no sólo por el estampado, sino por el tono de cabello y piel. Pero otras posibilidades como tonos ocres, naranjas, verdes o el albero y el índigo entran en la paleta cromática que combina con este traje de flamenca.

A pesar de ser una flamenca renovada, se encorseta con mimo a línea de la firma, donde la coquetería y el aprecio por el pequeño detalle no pasan desapercibidos tampoco en estas otras flamencas genuinas. Como siempre, no se limitan en tonos, pues les gusta dar vida a los vuelos con un amplio ramillete de colores. De ahí que sus complementos también cumplan con esta condición de repertorio cromático. Además, han mezclado diferentes estilos de peinecillos, lo que hacía aún más divertido el exorno para el cabello.

Flores y peinecillos combinados con mantoncillos bordados de Taller de Diseño

Se combinaron con los clásicos pendientes de aretes pero algo más largos, contando con una bola intermedia para ello. O bien un pendiente más sencillo, de sólo una esfera en mandarina.

Y sus flores flamenca se diseminaban a modo diadema a lo largo de la cabeza, sugerencia de la firma para esta temporada. La cual ya vimos en el desfile de comienzos de año. Para estos ramilletes alargados, han escogido flores de tamaños medianos y pequeños, intercalados en las exclusivas tintadas que sólo ellas consiguen.

Diademas de flores románticas de Taller de Diseño

Y para los mantoncillos se ha optado para estos estilismos flamencos por los clásicos bordados, terciopelo estampado y su seña de identidad, sus peculiares picos en los que la mezcla de tejidos y colores divierten a cualquier traje de flamenca sobre el que repose.

Aquí no cupieron todos los trajes nuevos que Taller de Diseño ha creado para tí en esta segunda mini colección. Por tanto, pásate por su tienda en calle Luchana número 6 para verlos todos. ¡¡El tuyo te está esperando!!

Imágenes para este post de De la Campa Fotografías. Agradecimientos a Foronda y Hotel Pinello por permitirnos realizar el reportaje en sus instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*