Pol Nuñez en We Love Flamenco 2015

El salón Real del Alfonso XIII vibró con cada volante de Pol Nuñez que acariciaba su suelo. Sus sillas estaban repletas de entusiasmo y avidez por palpar con la retina sus lunares y volantes, por ver aquello que se idolatra y ante lo que está prohibido pestañear si no te quieres perder los detalles; eso sí, permitido cerrar la boca que ya se sabe que con Pol Nuñez el asombro está servido.

Influencias mejicanas para el Lunes del Pescaito de Pol Nuñez

Influenciada en esta colección por la calidez mejicana y el exotismo oriental, viste, peina y decora la cabeza a lo Frida Khalo para los días de Feria. Para las amantes de los pantalones su propuesta o bien se cuaja de volantes o bien se combina con mantoncillos versión poncho con bordados orientales.

Bata de cola rociera de Pol Nuñez

 

Pantalon de volantes de Pol Nuñez Poncho flecado de Pol Nuñez

Los volantes de sus flamencas pasan de lo tradicional a lo que su imaginación dicta de una modelo a otra sin ningún tipo de transición abrupta, pues todo guarda sintonía y armonizan en conjunto.

Vestidos de flamenca de Pol Nuñez

Falda de flamenca de Pol Nuñez Traje de flamenca en plumeti y crochet de Pol Nuñez

Su desfile es de esos donde la variedad está el gusto; un torbellino de colores y diseños donde los volantes adquieren formas y colaciones imposibles, para muchas, pero inevitables para ella porque los volantes se pueden colocar de otra manera, a capricho, y sin saltarse las normas de la flamenca clásica. Así los crea de hojas de parra, de pañuelos cosidos al hilo, pero a lo alto que no a lo ancho, consigue volantes dobles, de sedas plisadas, ojo, plisadas antes de coserlas, para bata de cola, sin olvidar lo de siempre pero a su modo, como las nesgas zigzagueantes y los canasteros de patchwork, porque el fondo de armario de Pol Nuñez es así, fuera de lo común.

Volantes en zig zag de Pol Nuñez Vestido de flamenca en rojo de Pol Nuñez
Canastero de Pol Nuñez Patchwork de volantes de Pol Nuñez

Algunos de sus volantes llegan al hombro, otros se pierden y cortan para dejar sitio a los que se asoman por los lados, reinventando el patchwork, versionándolo en volantes diferentes cosidos a su manera. Uno por aquí y otro por allí, de aspecto desordenado ordenado haciendo de cada uno joyas que atesorar.

Volantes al hombro de Pol Nuñez

Volantes plisados de Pol Nuñez

La nueva colección feriante de Pol Nuñez son “Más que lunares” y volantes, más que mantoncillos y peinecillos, porque alguno que otro de sus trajes bien pueden pisar suelo que no sea albero o polvo del camino. Viendo la foto que sigue y algunas otras de este post, ¿realmente se encasillan o les darías más uso del aquel que resulta obvio?

Vestido negro de flamenca de Pol Nuñez

Tomad nota de cómo ha decorado las cabezas, sembradas de flores a los lados, arriba, al estilo rociero, y bordeando los moños. Entre unas y otras peinecillos a juego o combinados con pendientes y colgantes, algunos de ellos de Artepeinas de su colección turca Justa y Rufina, de los que han abundado en la bata de cola plisada que cerraba el desfile, algo así como un manto “peinetero” lucía la modelo en su cabeza. Y todas, sin excepción, con unas horquillas o peinas en forma de orquídeas que me hacían recordar los peinecillos dorados que las falleras valencianas lucen encima de cada roete.

Flores, horquillas y peinecillos estilo Pol Nuñez

Quiero agradecer aquí la inestimable ayuda con sus comentarios durante el desfile. ¡¡¡Gracias Rocío, sin tí no podría haberme empapado tanto de Delia, de Pol Nuñez!!!

Flamencas de Pol Nuñez

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*