Trajes flamenca Melisa Lozano: ‘Pa´enamorá’

Si alguna vez te has preguntado cómo puede ser un volante flamenco aquí tienes la respuesta. La última colección de Melisa Lozano es un completo repertorio de cómo colocar intenciones textiles seseantes a capricho. Su manera de darle libertad al tejido fruncido sobre el talle demuestra que, lo haga como lo haga, a ella le quedará bonito.

Volantes y claveles para un traje de flamenca de Melisa Lozano

Domina la flamenca clásica a su antojo, respetando al pie de la letra todos los componentes que la definen, sin olvidarse del mantoncillo. Hace lo propio con la del siglo XXI, cuidando las pautas de siempre, pero guardando sintonía con las tendencias, como espaldas al descubierto y esos volúmenes desmesurados que Melisa Lozano versiona con coqueteo en forma de clavel. Para crearlos, te coloca un volante por aquí y otro por allá, de manera que todos se aglutinan en uno cuando sus trajes de flamenca se encuentran en movimiento. Es un placer contemplar sus vuelos de aspecto rizado. ¡¡¡Uyyy, lo que daría por ver el dibujo que forman las costuras en el revés del traje!!! Con las ganas me quedé el día de su desfile.

Traje de flamenca rosa de lunares blancos de Melisa Lozano

Pero vayamos por partes y empecemos por el principio. El pasado 30 de junio Melisa Lozano presentaba su nueva colección flamenca ‘Pa’enamorá’, aderezada con un poquito de pret-a-porter y novias. Desde hace un tiempo sus desfiles dejaron de verse por SIMOF para hacerlo desde Fuengirola, su localidad, repitiendo enclave del año anterior, Hotel Hilton Spa Reserva del Higuerón, y exportar desde allí su manera de hacer flamenca y moda.

Capa de volantes en encaje para palazzos de Melisa Lozano

Así, poco después de ponerse el sol en uno de los entornos más bellos de la Costa del Sol, comenzaba su desfile que arrancando en rojo fuerte. Es el color favorito de Melisa Lozano, como no podía ser de otra manera. Su habilidad para encantar a aquel con quien habla, su fuerza arrolladora y la pasión que siempre emplea en lo que hace, se plasman en cada uno de sus trajes de flamenca, de ahí que la preferencia por este tono la defina perfectamente. La media docena de ‘lozanos’ rojos con los que empezó el desfile resumen los distintos tipos de mujer que la diseñadora quiere vestir.

Colección 'Pa'enamorá' de Melisa Lozano

Su habilidad con la aguja permite que la contundencia de sus trajes se equilibren con el lado dulce, cuajando de detalles trajes de flamenca de ‘patronajes enreversaos’, de esos que una simple foto no acierta a transmitir ni la mitad de las costuras y cortes que lleva.

De su mini colección colorada quedé embobada con el barroquismo, a lo capote torero, de este evasé con volantes subidos. La asimetría en hombros, jugando con la tiranta caída formando bucles y las rosas de raso en el otro agarrando flecos, son sólo una incompleta descripción de todo lo que abarca todo este traje de flamenca.

Traje de flamenca rojo de hombros asimétricos y volumen desmedido de Melisa Lozano

Y no menos anodadada quedé con este otro, donde el vuelo de la falda, a juego con camisa de encaje de manga a la muñeca, se configura a base de piezas verticales que se tuercen en redondo cuando van llegando a las rodillas y se abren en evasé para dejar sitio a las nesgas y ganar en vuelo.

Traje flamenca rojo dos piezas con falda en evasé y nesgas de Melisa Lozano

Un clásico entre los clásicos el rojo de lunares negros… ¿Qué deciros? Sin palabras, mejor recrearse en cómo Melisa Lozano ejecuta un básico de cualquier armario flamenco.

Traje de flamenca rojo de lunares negros de Melisa Lozano

Siguiendo esta estela de trajes de flamenca donde los metros de tela se multiplican, un talle bajo de escote generoso que se estampa en turquesa, resaltado hombreras flecadas y enaguas en frambuesa de carruchas rosas.

Vestido de flamenca estampado de flores en tonos turquesa y rosa de Melisa Lozano

Otro más a destacar pero con volante de capa de talle bajo donde los claveles se dibujan y saltean sobre negro, que se dejan ondular por el cancán y el organdí, que se rematan con cordoncillo fino y carrucha en tul, pues en una temporada donde el tul es el rey para las enaguas, ella vuelve a lo de siempre, a los textiles que dan ese aspecto almidonado pero restándole esa rigidez de los ochenta.

Vestido de flamenca negro con mini volantes al hombro de Melisa Lozano

La moda setentera, que también se ha recuperado en estas últimas temporadas, la reinterpreta bajándole el talle, conservándole lunares y encajes de bolillos para los volantes zigzagueantes en horizontal, y en dos tamaños distintos, dejando entrever el vuelo que da cuerpo al traje de flamenca con tonos al contrario y piquillos al hilo. Es un traje atemporal, de los que no pasan de moda.

Vestido de flamenca rojo de lunares blancos de Melisa Lozano

Para la feria de noche sus propuestas, además de las encarnadas que también visten de día, pasan por el negro, destacando éste de los dos que pude ver desfilar, donde la soledad de este color no es la protagonista, sino más bien el fondo sobre el cual destacar tonos flúor rectilíneos que facilitan tornar desenfadado algo tan recio como el ónix. Sin mangas, que las ferias y romerías de verano así lo precisan, y con su manera de colocar volantes diseña un traje como éste, donde los volantes parecen ir en cascada.

Vestido de flamenca negro con estampado geométrico en color de Melisa Lozano

Invitadas y novias de Melisa Lozano

Como cierre al desfile presentó una minicolección de pret-a-porter para la perfecta invitada, donde un lady like de capote torero o un flecado hasta las rodillas con aires años 20, fueron mis favoritos como trajes de cóctel.

Vestido flecado de cóctel estilo años 20 de Melisa Lozano

Para la noche me quedo con un vestido largo de burbujas doradas de los que muestran piernas interminables.

Vestido de noche en dorado de Melisa Lozano

Las novias de Melisa Lozano, por lo poco que pude conocer, pueden tildarse de sosegadas, femeninas y de un romanticismo edulcorado gracias las sedas y encajes que las visten y te acarician la mirada. Son el contrapunto de sus flamencas osadas con ese toque de picardía que ella les añade.

Novias de Melisa Lozano

Con ellas se cerraba la presentación de sus flamencas para este 2016. Con ellas Melisa Lozano respiraba hondo, tomaba aire y nos regalaba su mejor sonrisa tras comprobar con sus propios ojos que, una vez más, embelesa con sus diseños, los de una colección creada para una temporada flamenca donde la originalidad de sus trajes de flamenca y su estilo siguen definiéndose de la misma manera. ¡¡¡Gracias Melisa Lozano por permitirme ver tus trajes en movimiento!!!

Melisa Lozano y su colección 'Pa'enamorá'

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*