Desconozco a menudo ese momento esclarecedor en el que, de repente, un diseñador encuentra su inspiración porque, a veces, ni ellos mismos lo recuerdan con exactitud. Pero sí suele adivinarse entre líneas, o entre diseño y diseño, mejor dicho, las razones que sostienen estos recovecos en los que hallan sus fuentes de inspiración. Pues esa necesidad de darle un sentido más explícito a su creatividad, la de aprender de otras artes para interpretarlas en la suya y así satisfacer el anhelo de sentirse más completos, son argumentos más que suficientes.

A simple vista, ‘Alfabeto Intrasensorial’ puede leerse como un nombre más para una colección de moda de una joven diseñadora que no ha parado de cosechar éxitos desde que irrumpió en el mundo moda. Pero cuando has terminado de ver su pase por pasarela, junto a los detalles habituales que conoces para entonces de la colección, adviertes que ese ratito de investigación unido a encontrar el significado concreto de la misma, no habrá quien te lo quite, pues no ha sido, precisamente, uno de esos desfiles que se quedan sólo ahí. Van más allá. Y el nombre de sus ramillete de propuestas así te lo dice.

Vestido damero de Ángeles Gálvez en su colección Alfabeto Intrasensorial

Desgranando ‘Alfabeto Intrasensorial’, la palabra alfabeto proviene de la unión de las dos primeras letras del abecedario griego, alfa y beta, la cuales también están escogidas entre ese puñado que ha tomado para plasmarlas en las prendas de su nueva colección. Llena de color, por cierto, lo cual está muy relacionado con cierta estimulación del sistema cognitivo llamado sinestesia, en el que las personas que lo poseen asocian colores cuando oyen o leen ciertas letras o números.

Escote palabra de honor con volante de Ángeles Gálvez en Code41 Trending

Y sin olvidar que no sólo consta de letras para expresar el lenguaje, sino que todas ellas se usaron en tiempos como números también para usarse en matemáticas y otras disciplinas con necesidad numérica. Esta singularidad, unida a esa determinada percepción intrasensorial que se produce en estos cerebros prodigio dotados de esta habilidad sensitiva, la sinestesia, vienen a simbolizar a todas aquellas personas que poseen grandes dosis de creatividad, ese don especial que las hace únicas, pues perciben su entorno de otra manera, lo que les brinda darle un tono tremendamente creativo a lo que imaginan.

Esta destreza reinterpretativa, de tomar lo que se le antoja del arte y hacerlo textil, ya ha demostrado, sobradamente, Ángeles Gálvez que la tiene. Y, una vez más, vuelve a tomar el mismo camino para superarse, de nuevo, ante un difícil reto, pues eso de meter letras en un diseño sin que parezcan serlo no es fácil.

Colección Alfabeto Intrasensorial de Ángeles Gálvez en Code41 Trending

De todo el alfabeto ha seleccionado las más conocidas, como son alfa, beta, gamma, épsilon, theta, lambda, un, pi, tau, psi y omega. Y ha optado, en su mayoría, por su caligrafía minúscula, excepto tau y la última del abecedario griego, Ω, que vi en mayúsculas. Ella misma, Ángeles Gálvez, lleva esta letra en un top de tirantas que vistió para su saludo tras el carrusel. También ha sido la única que realmente se representaba de manera sencilla, serigrafiada, sin dibujarse a través de piezas textiles.

Empezó su desfile, como no podía ser de otra manera, por Alpha, α, que le ayudó a crear una asimetría en hombros, para una letra que encajaba en un costado, prolongándose en oblícuo hacia el contrario y agarrándose al talle con botones en negro.

Vestido rojo de silueta lápiz de Ángeles Gálvez en Code41 Trending

Para beta, β, imaginó una silueta lápiz con bajo en forma de pétalos, en un estilismo clásico y básico de manga francesa.

Vestido azul manga francesa de Ángeles Gálvez

Para theta, θ, optó por escribirlo en la espalda, conformado una de esas al aire donde leer, perfectamente, la forma de esta letra griega.

Espalda abierta de Ángeles Gálvez en vestido de largo midi

Respecto a otras letras que eligió del abecedario, su integración en el estilismo fue mucho más sutil y apenas perceptible. Como en éste palabra de honor, cuya horizontalidad del escote y verticalidad de la zona abotonada, dibuja, con discreción, a tau en su versión mayúscula, con esa forma de T inconfundible.

Vestido de escote bañera y silueta lápiz de Ángeles Gálvez

A épsilon, ε, le ocurre de igual manera, pero, quizás, aún más difícil de adivinar, pues debes buscar la forma de escritura de esta letra en minúscula en el vuelo superpuesto que dibuja la falda. Algo, lo cual, me parece de todo punto acertado, pues la suavidad con la que se forma le da ese plus de perfección que Ángeles Gálvez busca siempre en sus creaciones.

Estilismo de dos piezas con top de tirantas y falda con vuelo recogido de Ángeles Gálvez

El recurso empleado para lambda, λ, sigue la misma línea de este último, aunando la tendencia de asimetría en hombros con la elegancia que aporta un cuello que recuerda a los vestidos griegos recogidos a un lado. Aquí se combina con pitillos de largo midi en negro.

Top asimétrico de Ángeles Gálvez

O mira también con la genialidad que imagina a pi, π, en una falda. Con la ayuda de la cintura, que ya le crea esa línea horizontal que necesita arriba, deja nacer de la misma dos aberturas delanteras, terminando así de escribir con puntadas una más de su ‘Alfabeto Intrasensorial’.

Top con volante y escote palabra de honor a juego con falda tubo de aberturas delanteras que representa, con sutileza, una de las letras del alfabeto griego que Ángeles Gálvez ha escogido para su nueva colección

Para nu, que se escribe como una ‘v’ en su versión minúscula, se apropia de un estilo básico de armario. Transforma un sencillo vestido sin mangas, con silueta no demasiado marcada y rematada en el bajo con un vuelo rizado, en una letra más de su particular abecedario.

Vestido sin manga con volante en el largo de Ángeles Gálvez

Aunque sin duda, la más complicada de fusionar haya podido ser, psi, ψ, el diseño que cerraba su colección presentada en Pasarela Code41 Trending. La forma de tridente de esta letra se tornaba difícil para incorporar al diseño y Ángeles Gálvez, ha resuelto como véis.

Ha hecho uso del escote bañera para dar forma a la curvatura que posee la letra. Luego, la parte lineal central, la coloca en una franja vertical que se alarga hasta el bajo del vestido, abriéndose poco antes de las rodillas. Es realmente ingenioso como ha conseguido adaptar a este diseño de vestido largo esta letra del alfabeto griego.

Vestido largo con abertura delantera de Ángeles Gálvez

Con esta colección, Ángeles Gálvez vuelve a dejarse llevar por otras maneras de expresión para desarrollar la suya. Y,, para esta, vez utiliza dos maneras interrelacionadas. Por un lado, un medio como la escritura, clásica y con influencia en otras disciplinas del conocimiento, como es el alfabeto griego. Y por otro, una forma de relacionarse con el medio que le rodea, virtud que poseen algunas personas con capacidades únicas que le hacen ver, literalmente, la vida de otra manera a la del resto, enriqueciéndola con su derroche creativo. Ambas, escritura y relación con el entorno, confluyen en estas propuestas que la diseñadora denomina ‘Alfabeto Intrasensorial’.

Así, Ángeles Gálvez rinde tributo a todos esos anónimos y conocidos con altas dosis creativa, entre los que ella misma se encuentra. Diseñadora que se define como soñadora, creativa y culturalmente inquieta, deja que todo esto se denote en clo que hace, ya sea en su línea de invitadas y pret-a-porter, ya sea en su estilo flamenco. Porque, para ella, toda expresión textil tiene un previo no sólo como transformación de la materia prima, sino como razón de existencia.

 

 

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.