Algo más de 40 trajes de flamenca de Ángeles Verano para celebrar sus 25 años en moda flamenca

De 25 primaveras se compone mi alma, a la que toco con los dedos siempre pensando en ti. De 25 primaveras es ese color de abril en mayo que imagino a mi manera, con alfileres de colores, porque necesito, cada año, recrear flamencas de sangre y Luna. Y sólo por amor al arte. De 25 primaveras visto flamencas para estar a tu vera y no olvidarte, para quererte y amarte, para añorarte e idealizarte en lunares y volantes de modo eterno. De 25 primaveras abanícame con tus manos, una y otra vez si te lo pido, porque ese bucle aireado me inspira y reconforta, me da vida y sosiego para retornar al inicio, esa vuelta a los orígenes que no puedo evitar, que me define cíclica y constante, perfeccionista y elegante, anhelando siempre sumar primaveras, una más de volantes para vestir flamencas. Pero… ¡¡Para un instante!! Y déjame que te mire de 25 primaveras, que te admire y te diga cuánto te debo y te quiero a ti, sólo a ti, Flamenca.

Porque las 25 primaveras de trajes de flamenca cumplidas por Ángeles Verano son las nuestras, las tuyas y las mías, celebremos con ella su aniversario recreándonos en su ilimitada imaginación para costuras flamencas de cierta finura y compostura, que siempre han conformado su especial revuelo de volantes a lo largo de sus 25 colecciones haciéndonos soñar flamencas. Las cuales son un suma y sigue de lo que todavía nos puede mostrar en textiles rizados al aire, además de ser un referente en tendencias en cada temporada flamenca.

Traje de flamenca negro de lunar rojo y flecos de Ángeles Verano

Con algo más de 40 estilismos flamencos, Ángeles Verano nos obsequió en su desfile de We Love Flamenco, disponiendo en el Salón Real del Alfonso XIII todo un despliegue de volanteos. Empezó con el tono tendencia de esta temporada, el blanco, pero salpicado de rojos y corales en estampados y lunares. Rompedora, por cierto, su propuesta en la que los volantes nacían en uve en la sisa, bajando por el talle de lunares sin mangas hasta besar el suelo. Su particular y exquisita versión de esta silueta de volantes que vemos en pasarela desde hace un tiempo.

Traje de flamenca de volantes desde la sisa de Ángeles Verano

De nácar también, pero con vivos en raso para guardar consonancia con el arcoiris de la camisa de mangas murciélago aflamencado, imaginaba un talle bajo ajustado de volantes en su sitio y que acompañaba a uno de estos estampados florales caprichosos en los que predominan la coquetería y el toque vintage.

Traje de flamenca de falda y blusa mangas murciélago de Ángeles Verano

Para poco después ver este dibujo de flores en todo su esplendor a lo largo de un evasé de silueta sugerente, en el que los vuelos de tamaño comedido se camuflan para resaltar el seseo sin estridencias. El cual, por cierto, es uno de mis favoritos de sus 25 Primaveras.

Traje de flamenca de flores de Ángeles Verano

Con algo más de metros en el vuelo, tinta rosas de añíl sobre rojizos para dar forma a un solo volante de capa que pretende ser canastero sin serlo, enroscándose a la silueta por la que trepa hacia las caderas en ese movimiento ondulante característico de sus trajes de flamenca.

Traje de flamenca de vuelo de capa de Ángeles Verano

En lo que se ha venido a llamar el nuevo negro, Noelia Margotón desfiló para la firma un clásico de tres volantes que se desmarcaba en mangas con la ausencia de los mismos y la semitransparencia moteada. Multiplicando, además, la elegancia minimalista de la firma con el empleo de pocos recursos, sin barroquismo y a base de un buen patronaje.

Traje de flamenca azul marino de Ángeles Verano

De la gama de azules, pero versionado en denim, trenza un talle de escote infinito para resguardase bajo mantón panalizado que revoluciona todo el concepto del pico con esa sutileza delicada que caracteriza a Ángeles Verano. Diseñado, pues, para esas flamencas transgresoras que no quieren resultar extravagantes y necesitan sentirse únicas, distintas, exclusivas.

Traje de flamenca en denim o tejido vaquero de Ángeles Verano

Y que contrastan con esas otras que año a año, inamovibles, no faltan de sus colecciones, de sus propuestas flamencas, pues son las que apuntan y caracterizan el estilo AV. Su eterno sin mangas de escote de tres picos, que a veces se ve y a veces se tapa con flecos, para costuras de vuelos de capa que decoran la silueta, responde a estos básicos eternos presentes en sus colecciones con diferentes variantes cada temporada.

Traje de flamenca en celeste sin mangas y flecos de Ángeles Verano

A sus chaquetas, bueno, más bien a sus segundas piezas de quita y pon para el estilismo feriante, que unas veces son boleros y otras veces son blusones agarrados a la cintura, siempre hay sitio entre sus nuevos diseños. Esta vez nos aflamenca un kimono floral en seda para un monocromático vestido de volantes de esos con sencillez en las formas que, no sabes por qué, cuanto más lo miras más te gusta. El color, perfecto para quien le guste la gama de lilas y morados que tan bien sientan a morenas y rubias, descansa en un tejido con cuerpo que se remata de cintas de raso en armonía con las flores. Todo un verdadero capricho flamenco, ¿no crees?

Traje de flamenca morado con kimono de Ángeles Verano

Igual que también nos tiene acostumbradas a alguna que otra propuesta para pasear a la luz de los farolillos sin necesidad que el tejido roce el suelo. Como es este maravilloso vestido – blusón de lunares que todo lo desmarca marcando, valga el juego verbal. Pues la practicidad de un estilismo así no hace más que darte vacaciones de la dieta, sin dejar de sentirte femenina y sensual con ese hombro al aire y la insinuación de curvas que provoca el tejido al caminar.

Vestido y blusón de lunares de Ángeles Verano

En negro también imaginó flores a la cadera, pintando un jardín en brazos y mantoncillo para endulzar, así, la ausencia de color que representa el ónix. Favorito, por cierto, de la Feria de Noche que, quizás, desbancado un poco por esos otros tonos sin límite temporal, dibujan flamencas sofisticadas de glamour contundente y urbanita.

Traje de flamenca negro con flores de Ángeles Verano

En este 2019 ha sido un gris azulado el elegido por la firma para dar cierre a una nueva colección inolvidable, la 25, la del aniversario. Y que se llena de flores y flecos en una armonía prodigiosa, de las que acentúan la silueta sirena, para tonos bellos en la mañana, tarde y noche.

Noelia Margotón con traje de flamenca gris de Ángeles Verano

Siendo ésta, pues, otra manera de finalizar un desfile para el recuerdo, un punto y seguido que conforma un capítulo más de su historia en flamenca, de esos que aglutinan y representan cada costura en sus distintas versiones, creando trajes de flamenca AV.

Traje de flamenca en marrón y buganvilla de Ángeles Verano

Vestidos que suman un exquisito ramillete de volantes que cada año se pintan diferentes y únicos, pero siempre versátiles y fieles al inconfundible estilo de la firma, al movimiento ondeante de sus textiles al aire que van aflamencánose cada vez que respiran. Gracias Ángeles Verano por estos 25 años imaginando flamencas como éstas, las tuyas, las de volanteo elegante de seseo único, referentes en el costureo de los volantes que tanto necesitan de tus ojos de lunares. 

Ángeles Verano tras el carrusel del desfile de su colección 25 Primaveras en We Love Flamenco 2019

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.