Trajes de flamenca de Sergio Vidal, con mascarilla a juego, bañadores de Johanna Calderón para curvys y la salvación de Angelita por el jurado en el último programa de Aguja Flamenca

Aunque la moda curvy ya no es un espejismo del pasado, sino una realidad cada vez más presente, en Aguja Flamenca han visto necesario dedicar un programa a esta temática. Y no sólo por su vertiente flamenca sino también en otras de carácter más veraniego. Así, que, como en programas anteriores, desde la vuelta a la parrilla televisiva y tras la debida presentación de Inma Muñoz, la nueva concursante, autodidacta y ubetense, se celebraba el primer reto de la noche para la elección de capitanes.

Esta vez debían coser cinco botones con sus ojales correspondientes. Oportunidad única para ver como Esther Arroyo, vestida esta noche con gran lazada mandarina de largo canastero, firmado por Antonio García, cosía, por primera vez, un botón. Nunca es tarde para aprender. Y sin dejar de recordarles a los concursantes el doble premio al que optan. Consistente en un desfile en SIMOF 2021, como profesional, y una beca para cursar el Título de Diseñador de Moda Flamenca en el Centro de Enseñanzas Artísticas Superiores de Diseño en Sevilla de Moda, titulación que, además, forma parte de la Cátedra Internacional de Moda Flamenca cuya directora arística es Juana Martín.

Esther Arroyo vestida de Antonio García para presentar Aguja Flamenca

El primero en conseguirlo fue Álvaro, que cogía el mandil verde, y la segunda María, que le tocó el blanco, a juego con su top de manga de volantes creado por ella. Sin duda, cada programa le va a dar una ocasión perfecta para mostrar algunas de sus creaciones, como ya hiciera Joaquín, de quien no nos olvidamos.

Para la siguiente prueba, María, Rosa, Serra, Jennifer y Ángelita, que vuelve a ser la última elegida, a lo que no acaba de acostumbrarse, formaron el equipo blanco. Y Álvaro, Manuel, Juanma, Victoria e Inma, el verde. Dando paso así a la presentación del diseñador invitado, Sergio Vidal, a quien hacía tanto que no le veía que casi no le reconozco. Eso sí, su cariñoso trato y esa humildad propia de los grandes siguen intactos en él.

El estilo de este diseñador, que descarta el negro para las curvys, está muy alejado de los convencionalismos y de la rigidez de los colores complementarios, acentuándose en lo divertido, como bien comentaba Cristo Báñez, y en lo singular de sus mezclas. Hace años ya que combina estampados y lunares, algo que se le da muy bien, entre otras cosas, y que se ha visto mucho en pasarela esta temporada.

Diseño inspirados para la preuba por equipos y los diseños de Álvaro y María en Aguja Flamenca

Para el programa trajo varios de sus diseños. Todos en tejidos de caída dulce, sin enaguas y cómodos. Uno, de volantes desde la cintura, otros de corte camisero y canastero, uno más cruzado con lazada y el último, un dos piezas, vestido inspiración, por cierto, para el reto por equipos.

Estislismo de flamenca dos piezas de lunares y esatampado de Sergio Vidal con mascarilla a juego en Aguja Flamenca

Compuesto de body, siempre presente en sus colecciones,  con mangas rematadas en volantes y falda de tres textiles rizados al aire desde la cintura, abriendo vuelo. Mascarilla a juego inclusive, a la que Sergio Vidal le ve un uso más allá del implícito; pues le parece perfecto para llevar puesta en el polvoriento camino al Rocío, aliviándote además de protegerte.

Las premisas a cumplir, por tanto, en la realización de los diseños son: colorido, mezcla de tejidos, debe ser un dos piezas, estilo divertido y no sobrio y que lleve a la moda flamenca el casual y el pret-a-porter. Recordando la mascarilla, el nuevo elemento de cualquier indumentaria.

Diseño del equipo blanco en la prueba por equipos en el programa 8 de Aguja Flamenca

Ahora tan sólo queda bocetar y visitar el almacén para que comiencen a funcionar los talleres. Si te preguntabas si Manuel vuelve a mandar en la sombra, la respuesta es sí, aunque de una manera más discreta. Pues esta vez se limitó a avisar de un par de posibles errores ó despistes que casi comete Álvaro, que dejó claro ante la cámara su negativa a ser gobernado por Manuel. En fin, no se puede hablar…

Mientras tanto, en backstage, Raquel Revuelta y Pilar Vera nos traen otro trocito de Historia de la Moda Flamenca. Esta vez sobre los años 40 y 50, época en la que el cine propició la difusión de este traje regional con películas como ‘Bienvenido Mister Marshall’ de Berlanga. Como podía verse en los trajes de flamenca confeccionados por Mari Carmen Cruz, con complementos de Chocolate, la moda flamenca, como ya advirtiera Pilar Vera la semana anterior, en estos años no cambió mucho. Son el peinado y maquillaje lo que hacen situarte en esas fechas. Siguen siendo aún trajes muy clásicos, muy costumbristas. Será a partir de los 60 cuando, realmente, se produzcan los cambios.

Trajes de flamenca de Mari Carmen Cruz y complementos de Chocolate

Y tras esto llegó uno de esos momentos vergonzosos que tanta audiencia provee para cadenas de televisión y productores. Esos en los que el nivel educativo, en cuanto al trato y al respeto, baja a los infiernos sacando lo peor de cada uno de los protagonistas. Hablo de Jennifer, Angelita y María… ¿Realmente es necesario ver todo esto y contarlo? ¿Es un programa de moda o de convivencia? ¡¡¡Menos mal que existe la distancia social por ley!!!

El caso es que entre un rifirafe y otro, Johanna Calderón, como segundo diseñador invitado de la noche, trajo al programa su nueva línea de baño. Toda una sorpresa provocada por las circunstancias actuales, que obligan a reinventarse. Colgados los trajes de flamenca del 2020, paradas toda celebración de boda que se tercie, comuniones y demás, y atrasadas las fechas, rescatar un proyecto ya planteado se ha presentado como la opción perfecta y necesaria para mantenerse en el mundo de la moda.

Bañadores para curvys de Johanna Calderón en Aguja Flamenca

La pasarela de Aguja Flamenca se llenó pues de tonos ácidos y vibrantes, en los que el corte ochentero de tiro alto no le faltó un volante para imaginar esta colección de baño enfocada a curvys, a la que ve incluso mostrando pompis, tal y como marcan las tendencias. Ella apela por enseñar más para una mayor esbeltez.

Tras su refrescante desfile, que no disipó el mal rollo reinante contra Angelita, se daba por finalizada la prueba que nos dejó otro momento importante para los capitanes: la designación del eliminado. Álvaro escogió a Inma, por nueva, lo de siempre, y María a Angelita, me imagino que por todo lo contrario, apresurándose a decir que lo hacía por la pérdida de tiempo que les había causado. No sé yo si habrá sido Angelita o María, que como ya dijo que está en la búsqueda de la perfección, le hizo repetir por tres veces lo mismo.

La tensión ambiental pareció relajarse un poco con el desfile de flamenca de familiares de los concursantes. Pero duró poco. Se pasó enseguida al paseo en pasarela de los trajes de cada equipo, abriendo el del diseñador Sergio Vidal, seguido por el del equipo verde. Un vestido de tirantas de vuelo setentero ceñido con lazo a la cintura y por el que asomaba en el escote palabra de honor un volante, que remataba una camisa interior, pues, sin ser una de las premisas, tanto en este diseño como en el otro, reinó la idea de vestido desmontable, haciendo que con dos o tres piezas se consigan diferentes looks. El de Álvaro no sólo era vestido de flamenca, también era estilismo flamenco de dos piezas de camisa y falda y una tercera opción, en la que la camisa se transforma en vestido recto con lazo en la cintura.  

Jurado de Aguja Flamenca y Sergio Vidal en el programa 8

El diseño de María para el equipo blanco, estaba formado por camisa estampada de manga húngara y lazo al cuello mao, combinada con falda entallada de vuelo comedido y volante peplum al bies, el cual puede quitarse para que quede más sencillo. Si se saca la camisa y se desmota el volante que remata la falda, nos queda un look para invitada, pero sin mascarilla. Elemento que sí realizó el equipo verde.

Aunque la propuesta de Álvaro nos pueda parecer la más completa e ingeniosa, la clásica opción de quitar el vuelo de la falda también fue bien considerada por el jurado, dándole Raquel y Lourdes sus votos al diseño de María. Serían Cristo, Juana y Sergio Vidal, novedad en este programa que el diseñador invitado tenga derecho a voto, los que inclinaran la balanza por el verde, asegurándose así la permanencia en el programa de Manuel, Juanma, Victoria y Álvaro. 

Traje de flamenca desmontable disñado por Álvaro en el equipo verde en Aguja Flamenca

Y decía antes lo de espejismo porque igual que Jennifer se alió con María contra Angelita, a espaldas de su capitana, le hace ser responsable de llegar a la eliminatoria. Pero, ¿no era culpa de Angelita? Bueno, al fin y al cabo, el trabajo del equipo verde, como dice Cristo Báñez, no es divertido, por lo que no cumple una de las principales premisas. Sea como fuere, de esta trifulca de ‘diseñadores’, por no entrar en definiciones más precisas, resulta ser salvada Angelita, consiguiendo pasar al próximo programa. ¡¡Menos mal que tiene este privilegio el jurado!! Haciendo así justicia ante la animadversión existente hacia ella y las formas poco adecuadas, carentes de respeto, con las que le tratan algunos compañeros. Hasta tal punto ha llegado, que el jurado ha comunicado su intención de mantener esta postura protectora mientras no se solucione.

Serra con su propuesta de encaje de bolillos

Serán pues Serra, Rosa, Jennifer, María e Inma quienes compitan por seguir en Aguja Flamenca en una prueba protagonizada por los encajes de bolillos. Artesanía basada en hilos y unos palillos de madera que, con la ayuda de una plantilla, forman dibujos que pueden verse luego en prendas de novia, chales, etcétera. El reto final consiste en aplicar estos encajes de bolillos a prendas que usamos de manera habitual. Customizarán así un vestido de verano, con el riesgo a evitar que no se confunda con un camisón.

María con su diseño en la prueba final de Aguja Flamenca

Serra le añade una pieza de bolillos al escote, María lo ablusona y le aplica tiras de encaje de bolillos tableadas en escote y tirantas, Jennifer le abre el escote y le añade mangas e Inma se acerca, peligrosamente, hacia un estilismo lencero, más de hogar que de calle. Mientras se desarrolla la prueba, Mario Niebla del Toro entrevista a Antonio García junto a su hermano Fernando, creativos de la firma que realizan, además de sus colecciones, vestuarios para películas, como ‘Isla Mínima’, y series, como ‘La Peste’. Su seña de identidad es el lujo mate, forma de la que ellos llaman al gusto por el lujo sencillo.

Inma con el vestido que personalizaba en el reto final del programa Aguja Flamenca

Tras este paréntesis, se da por terminada la prueba. Una vez valorada por el jurado, dejó fuera a Inma, nueva concursante que, al igual que Rosario, se despide en el mismo programa en el que llega. Quedándonos pues con los mismos componentes que ya teníamos en el programa siete hasta la próxima semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.