El ‘Alma Gitana’ de Victoria Garcia se llena de flores y volantes con esa fuerza y coquetería que la definen y marcan su estilo sin perder su esencia.

Una de las principales virtudes de un gran diseñador es su capacidad de adaptación, entendida como esa manera en la que moldea su creatividad para crear estilismos no habituales en sus bocetos. Con esto lo que consigue no es precisamente desviarse de su línea creativa, sino todo lo contrario. Lo que hace es sumar aspectos inexplorados que demuestran su versatilidad y que el hecho de salir de la zona de confort no le perjudica. Así, además, logra tener una visión más amplia de la moda y eso es lo que, verdaderamente, engrandece a un diseñador y le aporta mejor criterio.

Si alcanza ese equilibrio casi perfecto que buscan todos, pues dicen que la perfección no existe, entre lo que ya conoce y lo que conquista, pocas cosas le podrán resultar irrealizables. Justo ahí es donde se encuentra Victoria García, camino de dominar cualquier elemento de moda, algo que ha quedado demostrado tras esta colección. Pues, quizás, algo encasillada por el resto en cierto estilo de flamenca, que no por ella misma, se sale de sus habituales creaciones, marcado por la Romería de la Virgen de la Cabeza, para adentrarse en otras flamencas.

Manga del traje de flamenca con el que cerraba Vicoria García el desfile de su colección 'Alma Gitana' en la Pasarela Flamenca Granada

Así, deja el maxi volumen y otros elementos característicos que predominan entre sus volantes romeros para trazar bocetos con otros vuelos al aire más comedidos y ligeros, sin perder ese aroma a campo y jara de sus diseños. Lo cual nos permite ver cómo imagina la diseñadora esos otros estilos de flamenca que se pasean por alberos feriantes.

Flecos, lunares y transparencias para un cuerpo flamenco de Victoria García

Con esta nueva línea creativa que ha imaginado Victoria García ha participado, por primera vez, en la Pasarela Flamenca Granada, joven pasarela de moda flamenca a la que te aconsejo no perder de vista por todo lo que acontece allí.

Uno de los diseños de el Alma Gitan de Victoria García con estampado de flores y enaguas en buganvilla

Con ‘Alma Gitana’, la diseñadora ha dado ese salto al vacío que muchos ni se plantean. Son decisiones difíciles, pues implican salir de la rutina creativa, de lo que sabes que funciona. Por eso para algunos resulta ser un inconveniente y no contemplan esta opción, mientras que para otros, como Victoria García, es una necesidad por la querencia de completar facetas creativas que definirán en todo su conjunto la firma. Sobre todo, en el aspecto de moda flamenca.

Capa de flores de Victoria García

Así se recrea en un dos piezas canastero al que le ha dado una cintura alta, combinando con una camisa de tono más ecuestre que flamenco, usando aquí el verde cacería como color predominante, pues no puede evitar esa influencia romera.

Dos piezas para un estilismo flamenco de camisa y falda canastera de lunares

Hace uso del canastero también en otro vuelo a modo de remate. Se trata de un traje de flamenca estampado de flores grandes, de los predilectos de la diseñadora, y de talle bajo al que deja que el volante de la manga suba hasta el hombro sin faltarle un rizado de tul para que aúpen y tomen forma redondeada. Consigue así que destaque que acorta las mangas para hacerlas francesas .

Traje de flamenca de floes azules y espalda al aire de Victoria García

Pero como el volumen en los vuelos es otra de sus preferencias, aunque los reduce para esta colección, no dejan de tener esa presencia contundente, de caída recia y elegante, propia de sus diseños, y que multiplica el glamour que alberga su minimalismo flamenco. Tal es así, que en diseños como éste, de corte clásico, a los que el mantoncillo les resulta básico, deja de ser necesario en diseños como éste gracias a la habilidad de la diseñadora para colocar el estampado en los cortes de manera que rodeen al escote y zigzagueen el talle. Un par de pendientes, como éstos de Carlos Ramos Creaciones, y una flor al pelo es lo único que necesitas añadir.

Traje de flamenca de estampado de flores grandes en verde y volante de capa de Victoria García

Tenniendo en cuenta esto, hay que destacar que, entre sus propuestas, introdujo una novedad entre sus diseños para flamenca. Se trata de un estilismo de pantalón al que en vez de sumarle camisa, combina con una antojadiza capa de hombro descubierto, si se quiere, y con tul volanteado en contraste. Todo un capricho flamenco para quienes optan por la comodidad en esos días feriantes o para, por qué no, una ocasión especial en la que queramos disfrutar de lunares.

Estilismo pantalón de Victoria García con cuerpo de capa

Ocasiones que pueden ser ni feriantes, ni romeras y para las que también nos presentó algunas otras propuestas más en siluetas de tubo, talle alto y largo midi. De lunar negro, como protagonista, sobre satén de seda rojo en transparencias al tono y a las que no faltan algún que otro volante en puños. Delicioso, ¿verdad?

Falda tubo de lunares de talle alto a juego con camisa semitransparente de Victoria García

Tampoco faltaron sus propuestas Marisol, en ese cómodo largo por encima de las rodillas que combinaba con camisa de seda transparente en azul. De esta manera, conseguía bajar la fuerza que ejerce el rosa intenso en el estilismo. Y como aquí tocaba, en esta colección, menos metros de tela para el vuelo, el resultado fue, igualmente, un estilismo flamenco de los que se encaprichan, aunque no sean en el largo que sueles vestir.

Estilismo flamenco de dos piezas con falda largo Marisol y camisa al tono

Como cierre a su paso por Pasarela Flamenca Granada nos dejó un diseño en buganvilla y negro de aires jienenses con volumen por doquier. Aquí las mangas son un reguero interminable de textiles ondulados que se rizan alrededor dle puño para acariciar el vuelo de la falda con un largo hasta los tobillos. Y así mostrar calzado, que asomaba en ese clavel textil que tan bien se acompasaba, de forma proporcionada, a las mangas en este traje de flamenca.

Traje de flamenca en negro y buganvilla de Victoria García en la Pasarela Flamenca Granada

Victoria García ha creado, pues, una nueva línea de diseño en flamenca dentro de su firma, en la que se mantienen tanto la esencia como la personalidad de la diseñadora, reflejada fielmente en el estilo de su firma de moda. De esta forma, prendas habituales en sus colecciones más romeras, como es la capa, se ha versionado en capa flamenca en un enfoque mucho más chic y menos campero. Al igual que el canastero, cuyo uso en el dos piezas de falda y camisa, no acaba en la cintura, como suele ser, sino que se alarga en el talle para acentuarla y conseguir una figura más esbelta.   

Victoria García tras el carrusel de su desfile en la Pasarela Flamenca Granada

Así que puede decirse que, esta colección de moda flamenca enfocada hacia un estilo más algo más comedido y convencional, no ha defraudado. Ha sabido conservar su estética principal y preferencias, imaginando flamencas de vuelos delicados y volúmenes a su justa medida, con ese característico movimiento en abanico de sus vuelos. Por lo que permanece ‘su alma gitana’ también en estos diseños más sencillos. Creaciones a las que ha restado metros de tela y que han seguido siendo, igualmente, acaparadoras de miradas gracias a su estilo de sencilla elegancia fundamentado, principalmente, en la correcta elección del tejido y un buen patronaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.