El sueño de Consuelo García viste falda y pantalón porque toda mujer sigue siendo también una niña.

Su nueva colección ‘I had a dream’, la de Consuelo García, habla de la evolución hacia la madurez, de ese momento exacto en el que no se deja de ser una cosa para comenzar a ser otra, sino que se compaginan. Porque todavía es pronto, porque los cambios importantes deben asimilarse y se necesita tiempo para ello, para dejar de ser una niña. Por un lado, no se olvida lo aprendido, no se debe, se rememora; por otro, se van sumando nuevas experiencias, conocimiento e historias para contar. Son los vaivenes de la vida. Porque en esta etapa aún se mantienen la idealización de las cosas, la curiosidad por lo nuevo y la inocencia intacta, tenemos las herramientas para comernos el mundo. Somos invencibles y nadie podrá derribarnos. O al menos esa sensación se tiene.

Esta transición también es un camino de salida de la zona de confort en el que nos hemos desenvuelto hasta ahora, ésa en torno a la que hacíamos girar el resto del mundo, pero que, irremediablemente, dejaremos poco a poco. Pues ha llegado el día en el que comenzamos a girar en torno a otros mundos. Cuesta. Se mira atrás con añoranza, pero se van dando los pasos hacia delante. No resulta fácil, pero se hace. Toca cumplir sueños.

Mangas farol de de Consuelo García

Pero, ¿cómo sucede todo? ¿Nos convertimos en otros ‘yos’? ¿Reseteamos y ya está? ¿O, simplemente, añadimos más complicaciones al básico mundo que nos rodeaba? ¿Qué crees? Esa es la reflexión que Consuelo García plantea en sus nuevos diseños, defendiendo que siempre albergamos en nuestro interior un pequeño reducto de la niña que fuimos, que no es más que la nos ha hecho ser quienes somos y seguiremos siendo.

Manga con rosas de tela para abrigo de verano de Consuelo García en Code 41 Trending

Y lo hace combinando dos prendas muy significativas. Por un lado, la falda, perenne y enlazada a la mujer desde que comienza a dar pasos. Por otro lado, el pantalón, que fue toda una revolución en el vestir femenino y que para ella simboliza la madurez. Comenzó a usarse en las primeras décadas del XX como prenda de trabajo, hasta que Coco Chanel les dio el toque femenino y los hizo imprescindibles de armario. Aquello de poder enfundarte unos pantalones, te restaran o no feminidad, supuso toda una liberación para la mujer, muy parecida a la de la producida en los años veinte del siglo XX, con la despedida del corsé o ya a finales del mismo, en los años 80, con la moda de no llevar sostén. Ataduras que dejaron de ser una obligación para convertirse en una elección.  

Detalle de camisa con lazada de Consuelo García en Code 41 Trending

Consuelo García ha optado por combinar ambas prendas, falda y pantalón, para simbolizar ese cambio que tiene lugar en la adolescencia, en la que la falda recuerda que aún se es niña y el pantalón que ya se toman decisiones de adulto. No renuncia a ninguno de sus ‘yos’ y admite ambos en una misma persona. Se puede madurar sin borrar la niñez, afrontar lo que sucede, mirar con los ojos de una niña, pero expresarse con la intencionalidad y contundencia de una mujer. Este yo interno que nunca desaparece, nos humaniza.

Aunque estos cambios dependen de quienes lo vivan y cómo lo vivan. La vida son etapas y no es necesario desechar una para pasar a otras. Se van asimilando y acumulando en orden, cada una en su sitio, en su espacio, sin apretar momentos ni recuerdos, simplemente concatenándolos para que nuestra existencia, nuestro yo a día de hoy, tenga sentido, sepa quién es y hacia dónde quiere enfocar su vida. Saber coexistir con esa inocencia no es más que conservar lo que fuimos y seguir definiéndonos sin romper lazos con el pasado.  

Camisa de lazada al cuello de Consuelo García en Code 41 Trending

Con su colección Consuelo García nos narra esta lucha, esta transformación, pero comenzándola por el final, con un estilismo en pantalón, para acabarla en sus orígenes, con una propuesta de falda. Precisamente el pantalón había sido un elemento textil con poco protagonismo, hasta ahora, en los estilismos de la diseñadora y aquí ha hecho un buen uso de él. Y, por lo que se aprecia, se le ve que tenía ganas, pues lo ha introducido en, prácticamente, todos sus diseños y en diferentes versiones, desde el mono a la clásica que ajusta en cintura. Para ellos ha elegido dos colores con una gran dosis de dulzura y candidez: el rosa, en una tonalidad pastel, y el gris, pero tendente al azul, para esa faceta más adulta.

Estilismo en rosa con pantalón de Consuelo García en Code 41 Trending

El primero de sus diseños en pisar la pasarela venía a representar el cúlmen de esta transformación, esa etapa adulta adquirida, para lo que ha imaginado un estilismo de dos piezas en pantalón ancho, tipo palazzo, de largo hasta los tobillos y camisa minimalista, pero con estilo victoriano y de lazada interminable al cuello en una gasa de seda.

Mono con camisa de lazada y mangas farol de Consuelo García

En el siguiente las mangas se abullonan como farolillos y el torso se abotona para volver a ser un lazo el gran protagonista del look, pues nunca se deja del todo de ser niña.

Uno de mis favoritos se articula en un dos piezas de mono con pernera ajustada y abrigo de verano con mangas cuajadas de capullos de rosas textiles. De nuevo el lazo es el gran aliado del estilismo, que, aquí, encaja el cuello de la pieza.

Mono y abrigo de verano de Consuelo García en Code 41 Trending

Para el siguiente continúa con la opción del mono, pero le alarga las mangas y cierra el cuello, añadiendo una pieza a modo de falda superpuesta que se desmonta. Viene a ser esa época en la que aún pesa demasiado la etapa de niña, la de la inocencia.

Mono en gris moteado con sobre falda tipo capa de Consuelo García en Code 41 Trending

En la segunda parte de la colección la falda es fundamental y Consuelo García nos deja unos cuantos de caprichos. Éste primero se complica en el vuelo, que se abre para dejar entrever un plisado en tono al contraste, ablusando en puños estas mangas francesas en tul de seda sonrosado.

Vestido de escote cuadrado y talle abotonado de Consuelo García en Code 41 Trending

El siguiente es otro antojo, pues idea sobre un mono tipo legging, con asimetría geométrica al escote, una falda de tul blanco de las que acarician el aire que les rodea con el movimiento.

Vestido de tul blanco sobre mono tipo legging de Consuelo García en Code 41 Trending

En este otro, que para la diseñadora simboliza la aceptación que se puede seguir siendo niña sin dejar de ser mujer, imagina un irresistible largo hasta las rodillas. Es un vestido estampado se deja abrir por delante y se customiza mirando hacia los ochenta con unas mangas farol, también llamadas entonces jamón.

Vestido de mangas abullonadas en rosa de Consuelo García en Code 41 Trending

Dejando para el final de su desfile un coqueto vestido bohemio de cuello halter, que se alarga en un canastero de caída lenta, suave y sin prisas, con el que el tiempo se detiene y todo se vuelve posible, alcanzable e imaginable. Recreando así el comienzo, los momentos inolvidables que deben quedar en la memoria para siempre, para definirnos y recordarnos quiénes somos. Porque ella, Consuelo García, una vez tuvo un sueño que se hizo realidad.

Vestido largo semitransparente de Consuelo García en Code 41 Trending

De nuevo, la diseñadora ha presentado una colección reflexiva y muy personal en la que ha cuidado el detalle, ya que su afán de perfeccionismo no le permite pasar por alto las pequeñas cosas. Su timidez y discreción le dan esa templanza que gradúa la impaciencia que a veces surge en los comienzos y le ayuda en su avance hacia delante, en su persecución de sueños. Pero quizás sea su constancia su verdadera fuente de motivación y lo que le hace no renunciar a alcanzar metas, pues, como ella misma afirma: ‘Quien no cumple su sueño es porque se aburre antes de tiempo. Ahí es cuando te das cuenta que es posible, que solo tienes que luchar un poco más.’ Gracias Consuelo García por perseguir sueños y cumplirlos, por imaginar crear moda y conseguirlo.

Consuelo García tras el carrusel de su colección I had a dream en Code 41 Trending

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.