Trajes de flamenca de escote corazón y vuelos lenceros de Pablo Retamero y Juanjo Bernal para su colección Ragazza
 

Quisiera ser Ragazza para perderme en tus ondulaciones textiles que motean el cuerpo en ese estampado redondo llamado lunar, para sesearme el talle a tu aire, a ése que se marca de albero, agua y sol, cautivando a quien dejas que te mire dejando huella imborrable. Déjame que me pierda en tus volantes para sentirme libre sin los condicionantes que me rodean. Porque has sido tú, como si de un amor eterno se tratase, el responsable de este affaire constante que no quiero que acabe…. No te pierdas porque te encuentro, no me dejes porque te necesito… No me preguntes por qué pues ni siquiera yo lo sé. Aún sigo sin explicarme cómo unos cuantos metros de tela se han convertido, para mí, en una prenda inolvidable, en un embrujo que me completa y me da vida.’

Detalles traje de flamenca rojo de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Así es como se siente una italiana paseando por la Sevilla de los 80 mientras, poco a poco, se va enamorando del traje de flamenca. Es en ella, en cierta mujer, en la que Pablo Retamero y Juanjo Bernal han inspirado toda una colección de estilismos voluptuosos con aires de Dolce Vitta a lo Sofía Loren y Anna Magnani. Mujeres temperamentales, de carácter fuerte y luchadoras, que rompen ese ‘sanbenito’ de sexo débil porque para ser mujer, citando palabras de Anna, ‘has de vestir el cerebro de carácter, personalidad y valentía’.  

Traje de flamenca de talle alto de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

 De esta manera surge Ragazza, una flamenca en la que se entrecruzan las tendencias ochenteras reactualizadas y los elementos estilísticos propios de los 50, que definieron el feminismo e la época y que, en esta colección, han marcado cada uno de los diseños que han creado para esta temporada Pablo Retamero y Juanjo Bernal.

Sirenas flamencas de talle alto de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Por eso hemos visto escotes corazón y tirantas anchas para siluetas de talle bajo o alto, que describen cinturas pequeñas, provocando ese ensanchamiento de caderas y pecho insinuando siluetas de arena a la italiana para el traje de flamenca. Para ello, han usado multitud de ingredientes, como chaquetas y kimonos, mezclados con estilismos que son novedad esta temporada flamenca, sin dejar de lado su línea creativa de vuelos generosos, aupados con enaguas, a los que ya nos tienen acostumbradas.

Traje de flamenca de lunar lenteja de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Han recurrido a tejidos para definir con pulcritud sus nuevas propuestas en base el estilo que les caracteriza, recurriendo para ello a sedas, algodones y satenes en pos de esa comodidad que se precisa en el traje de flamenca, sin renunciar a la voluptuosidad de sus vuelos, ésa que da las pautas en la flamenca del XXI.

Sensualidad entre volantes de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

En cuanto a su paleta cromática también ha variado este año, pasando de tonalidades suaves y delicadas a otras agerridas y poderosas, para adecuarse y ser fiel reflejo de su Ragazza, empleando colores como fuscia, jade, añíl o lima, tanto lisos como diseminados por los estampados y moteados elegidos de corte barroco que recuerda a la azulejería pintada a mano y al exorno recargado y palaciego recubierto con pan de oro. Blanco, rojo y negro, tonos flamencos por excelencia, han marcado el inicio y cierre de su pase por pasarela.

Escote corazón para traje de flamenca de talle bajo de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Como aperitivo ya conocimos meses antes uno de los que compondrían sus flamencas del 2019, de lunar lenteja en blanco y escote corazón para corte imperio canastero al que han sumado una chaqueta de volantes en el puño. Un breve resumen de sus novedades para flamencas.

Canastero de corte imperio de Pablo Retamero y Juanjjo Berna

Siguiendo esta estela e inspirados en el ladylike, de canasteras maneras imaginan un midi que se completa con top de encaje para el talle. Toda una declaración de intenciones de la feminidad y erotismo que nos irían mostrando a lo largo de su desfile.

Traje de flamenca dos piezas de encaje y vuelo canastero de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Dejando paso éste a un despliegue de color en el que vemos pinceladas italianas sobre flamencas clásicas, estrechando con cinturón de hebilla un mantoncillo bordado sobre un setentero de vuelo canastero en azul eléctrico, haciendo gala del sumun de la elegancia, donde menos es más.

Traje de flamenca en azul añíl de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Estampando también de flores con bases tonales como la anterior, para ondular en canastero mangas cortas y vuelo de talle bajo, en el que el glamour flamenco que desprende no necesita más que un par de pendientes de botón y un pelo liso, peinado hacia atrás, de aspecto mojado. Estilismo para tener presente y no olvidar.

Traje de flamenca en estampando azul con vuelo canastero en mangas y vuelo de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Han experimentado con la simetría en varias vertientes. Una de ella en la pareja de color favorita de pasarela esta temporada, el morado y el rojo, imaginado una flamenca de doble escote uve, en la que la falda se abre por delante permitiendo un caminar diferente y serán pequeñas carruchas las que invadan los puños de las mangas.

Traje de flamenca con abertura delantera en rojo y morado de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Nuevos estampados y lunares para flamencas en Ragazza

En cuanto a los estampados empleados, además de los florales, han sabido aflamencar e introducir en su colección textiles dibujados que bien recuerdan a pequeñas obras de arte de piezas de barro pintadas a mano y que le imprime ese plus que rememora a la Italia de los 50 o a la España de los 80. Así, de talle alto y blusa con lazada al cuello imaginan a una de sus flamencas.

Traje de flamenca de cintura alta y lazada al cuello de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Por otro lado, y quizás con un peso destacable y considerable dentro de la colección Ragazza, es obligado resaltar el segundo estampado llamativo por lo poco habitual en flamencas y por su acierto para expresar esos años 80 que también rememoran en sus diseños. De ahí que tonos como blanco, negro y rojo barroquicen con trazos elicoidales y zigzags redondeados en tonos oro para representaciones vegetales que incluyen la rectilínea greca romana.

Traje de flamenca rojo de vuello evasé y estampado barroco de Pablo Retamero y Juanjo Berna

Para estos estampados barrocos, optan por multiplicar el número complementos de eslabones gruesos metalizados en oro, reivindicando esa desmesura de la década, enjoyando así flamencas a lo XXL en estilismos de escote corazón, clavículas al aire, cinturitas de avispa y sensualidad en cada puntada flamenca.

Joyas ochenteras y XXL para las flamencas de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

El lunar se ha bocetado en dos tamaños. El pequeño se ha combinado en tonos y flores, seseándose en una simetría vertical dividida por un rizado al aire, procurando guardar la armonía cromática y dibujando el talle en vuelo evasé algo más comedidos. He aquí otra vertiente de las ingeniosas asimetrías que han realizado en sus propuestas flamencas.

Lunares y flores para simetrías seseantes de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Y que han combinado con kimonos y cinturones, aportando versatilidad al traje de flamenca para esos locos meses de abril y mayo en los que, a menudo, disfrutamos de varias estaciones en un mismo día, pasando del otoño a la primavera, racheando el verano y vuelta a empezar.

Kimono para traje de flamenca de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

La otra talla de moteado, algo más grande, se tiñe en gris, verde o azulado salteados con negro sobre blanco, por cierto, bastante visto este color en pasarela este año. En estilismos flamencos más clásicos, excedentes de elegancia y dispares entre sí, pudiendo verse escotes de un solo vértice drapeados o en forma de corazón ribeteado, que también se adivinan sobre chaquetas ablusadas en negro, para ese toque de glamour italiano que se ha diseminado por toda la colección.

Lunares verdes para enaguas negras de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Curioso el empleo de la blonda bordada de flores, convirtiéndola en volante lencero para una mini colección que es un verdadero capricho, lo mires por donde lo mires. Desde un vuelo imperio que se va abriendo a medida que acaricia el suelo, sostenido por finas tirantas en ese escote aflamencado, hasta una silueta sirena, con asimetría a lo pret-a-porter de transparencias al hombro en ónix o de volantito a la cadera.

Traje de flamenca con volantes lenceros de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Flores que también han empleado en satén de seda para esos lady likes de largo extra, o setenteros rematados con un sólo volante, en los que las enaguas se muestran al caminar y dan ese esplendor al movimiento de volantes.

Traje de flamenca estampado en satén de mangas abullonadas de Pablo Retamero y Juanjo Bernal

Todas sus nuevas creaciones para Ragazza son un extraordinario paseo por todo lo que Pablo Retamero y Juanjo Bernal hacen en flamenca. Un recorrido que sintetiza su manera de ver volantes y plasmarlos en textil que vienen a confirmar a la firma como creadora de tendencias. Su inspiración italiana y barroca se ha desmarcado de las mangas globo al hombro y de la botonadura que tanto se ha prodigado en las colecciones, para hacer hincapié en otros recursos textiles algo más atemporales que los primeros, haciendo así heredables cada uno de sus estilismos flamencos.

Pablo Retamero y Juanjo Bernal tras el carrusel de su colección Ragazza

A lo cuales, este año, les añaden una singularidad a nivel de ejecución de los diseños, pues cada traje de flamenca cuenta con su propio patrón, complicando así todo el proceso. Además, si tenemos en cuenta que sólo diseñan uno por modelo, rizan el rizo de la exclusividad, aportándole valor a la moda flamenca que imaginan y que han desfilado este 2019 en We Love Flamenco.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.