Los trajes de flamenca de Isabel Perea se estampan de guitarras, olés y abanicos en la nueva colección ‘En mi barrio’ presentada en SIMOF, Emprende Lunares.

Nada mejor que inspirarte en lo que te rodea, lo que te ha visto crecer, para crear y dar forma flamenca a la rutina diaria. El gris urbano, los bloques de hormigón y la ruptura monótona colorista del paisaje con el graffiti, son las líneas que han marcado las nuevas creaciones de Isabel Perea, llevando así un street style a los volantes y lunares.

Volantes que se atienen a lo de siempre, a la flamenca de libro que a todo el mundo gusta y a la que añade pinceladas del XXI, para ese aire actualizado que hoy día se requiere. En sus manos, sus creaciones se dejan querer por estampados muy personales, que desbancan, sin obviar, al lunar y flor habituales, acompañándose desde el animal print, que hace unos años fue tendencia en flamenca e Isabel Perea retoma para su colección en fresa y menta, hasta estampados de motivos flamencos, realizados por la firma para esta temporada 2022.

Traje de flamenca de dos piezas de Isabel Perea

Su desfile en SIMOF, dentro del proyecto de formación y difusión para el apoyo a emergentes en moda flamenca, Emprende Lunares, comenzaba con un dos piezas de enaguas de tul tintadas en rosa y de mangas abullonadas. Tono que irá salpicando en todos los diseños, sin protagonizar ninguno, ya sea en enaguas, ya sea en estampados.

Top y chaqueta de croché para combinar con falda flamenca en este estilismo de Isabel Perea

Diseño que daba paso a una buena muestra de su osadía creativa que tan bien sabe manejar en sus trajes de flamenca. Y es la introducción de doble tendencia en moda, por un lado la lencera y por otro el punto tricotado. Y lo hace con un top en forma de sujetador de triángulo y que combina con una chaqueta bomber de manga francesa, siguiendo la línea del hilo tejido a granchillo, en la que no olvida incluir un rotundo ‘Olé’ a la espalda. Palabra con la que también estampa la falda continuando con los colores en contraste, como son aquí el mandarina y el rosa.

Canastero de Isabel Perea

Otro ingrediente que se ha visto mucho en pasarela flamenca esta temporada son los bolsillos, habituales en estilismos rocieros y que, cada vez más, aparecen en otros tantos estilismos flamencos. Además, son de esos que crees que no usarás, pero usas. Muy indicados para flamencas que ni pueden ni quieren rebuscar en las enaguas, lo que propicia discrección y tener a mano lo imprescindible. Por tanto, un ‘todo ventajas’. Así idea Isabel Perea un canastero camisero, por aquello de la botonadura central delantera, en vainilla y mandarina, donde el escote barco se amplía y decora con volantitos, marcando también así la manguita corta.

Traje de flmaenca multicolor de Isabel Perea

Pero en flamenca su corte predilecto es el de talle bajo, el que más se prodiga, por tanto, en sus diseños para esos cortes clásicos y apetecibles donde los vuelos se mantienen y, las mangas cambian. Como éstos abullonados de lunares que contrastan en el colorista estampado de pinceladas geométricas, y retro, por cierto, pues recuerdan a esos que decoraban las camisetas de los 90.

Traje de flamenca de volantes al hilo de Isabel Perea

Aunque también opta por el binomio clásico de flores y lunares en dos tonos, también, para convertir un corte clásico en flamenca en otro actualizado, donde el volumen descarado de los volantes en este diseño de mangas cortas, lo actualizan y hacen irresistible. Situándose justo al extremo contrario de otros diseños, que se postulan más comedidos, con volantes al hilo, pero de caída dulce, de mangas también, pero largas, hasta el puño y con sus volantes. Eso sí, en un estampado tigre en rosa chicle y verde menta. 

Traje de flamenca de Isabel Perea con guitarras y olés en SIMOF

Además del este largo de talle, el vuelo de capa, que suele estar presente en la sencillez de un corte clásico, lo acompaña de manga larga rematada en su opción básica, volantes. En un traje de flamenca donde el escote no se abre en uve, sino que se cierra a la caja, facilitando así la ausencia del mantoncillo en un estilismo de singular y exclusivo estampado de la firma. Aquí tocan guitarras, abanicos, claves de sol y flores, encargados de dar aún más color al blanco.

Traje de flamenca asimétrico con lazada de Isabel Perea

Abanicos que, junto a flores en buganvilla, forman pareja para diseminarse por el talle, junto a algún que otro lunar desperdigado, para dar forma a un par de volantes poco antes de las rodillas, abarcando todo el protagonismo la gran lazada al hombro para este sin mangas flamenco. Creando asimetrías, que, por cierto se repiten en los siguientes diseños, con la básica manga solitaria, aquí al jamón, 100 por 100 ochentera, para moteado galleta sobre un fondo venoso y rojizo.

Traje de flamenca negro de Isabel Perea en Emprende Lunares en SIMOF

Será el negro, quizás su liso predilecto, el que da cierre a su desfile con un  diseño innovador a la par que clásico. De silueta marcada y talle bajo, por supuesto, para el acostumbrado par de volantes, deja que el enrejado sin flecar haga de unión entre los cortes del patrón, reservando el toque vanguardista para el escote. Que no es ni uve ni caja, sino palabra de honor. Lo que viene a ser, por tanto, un sin mangas en el que el enrejado, ahora sí flecado, se agarra elegantemente al cuello para flecar toda la figura flamenca en ónix.

Isabel Perea y su madre tras el carrusel de su colección 'En mi barrio' en SIMOF

Una colección, ‘En mi barrio’, que muestra, de nuevo, cómo su manera de hacer flamenca siempre es un soplo de aire fresco. Pues, aunque el tiempo no le ha permitido lanzar más colecciones por esta parada covid obligatoria, esta premisa siempre se cumple y caracteriza su creatividad. De costura correcta y sorprendente gusto por el estampado, su tipo de textil favorito, consigue esa singularidad que distingue a los creativos, teniendo identidad propia como firma de moda flamenca.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.