Nueva colección de trajes de flamenca de El Ajolí para este 2019

Puede decirse que su nueva colección es El Ajolí en estado puro, pues fiel a su manera de crear flamencas, van imaginando una primavera tras otra, llenas de lunares y flores, como acostumbran, en las que vuelven a ser los vuelos comedidos que diseñan los delatores de su procedencia onubense, marcando su especial manera de dar puntadas flamencas. Ésas que al revolotear sus vuelos sacuden arena y sal, ésas que rezuman comodidad y candidez inherentes en sus tejidos de caída dulce, donde el alboroto de lunares, flores y colores definen la coquetería rociera que se atisba entre uno y otro de sus trajes de flamenca, aportando siempre su enfoque clásico renovado a la moda flamenca, dibujando, por tanto, la primavera flamenca de El Ajolí.

Trajes de flamenca de El Ajolí con maxi lunar o lunar grande

Porque El Ajolí va dando pautas de las tendencias sin quererlo ni pretenderlo al experimentar con nuevos tejidos, al probar recursos textiles aún no vistos en flamenca y al decidir por dónde irán sus puntadas. Porque su trayectoria, que debería estudiarse como materia en la asignatura de ‘Evolución del traje de flamenca’, debe ser tenida en cuenta tanto para comprender por qué estos lunares y volantes son lo que son hoy día, como para establecer hacia dónde deben encaminarse, si no se quieren desvirtuar de las bases de un traje tradicional como éste.

Capa flecada para vestido de flamenca a juego de El Ajolí
Traje de flamenca morado de lunar lenteja de El Ajolí

Como ya es habitual en su línea creativa, se desmarcan, un año más, de esos volúmenes desmedidos y de ciertos elementos poco flamencos, para aferrarse a las directrices de los que es un traje de volantes, siempre desde su punto de vista, aportando elementos renovadores y proponiendo recursos textiles a los que saber dar la vuelta para aflamencarlos, para apropiarse de ellos y darle primavera y frescura de manera sutil, sin estridencias.  

Traje de flamenca turquesa estampado de flores con tiras bordás anchas de El Ajolí

Así, El Ajolí despliega en su nueva colección flamenca para este 2019 todo un deleite de su hacer en sus costuras de lunares y volantes, ofreciéndonos sus sueños de primavera para lucir y embellecer el talle, imaginando lunares plisados, fruncidos y de capa en sus trajes de flamenca.

Traje de flamenca de lunar plisado de El Ajolí

En cuanto a los plisados, tendencia en moda, se adaptan a sus vuelos canasteros, que simulan esos abrazos al talle propio de los de capa, para un básico y clásico lunar galleta. Moteado que toma ciertas dimensiones LP, siglas de Long Play o disco grande de vinilo. Para aquellos que no lo han conocido, afortunados pues revela su juventud, es ese soporte que se escuchaba en un tocadiscos… ¿Seguís sin saber lo que es? Ainsss, creo que me metí en un jardín. Google os lo cuenta, tranquilos. Sigamos.

Traje de flamenca naranja de lunar grande y magas corsario de El Ajolí

Para estos círculos de color XXL, han diseñado volantes al hilo en naranja, tono tendencia de esta temporada, que se acompañan de cuerpos ablusados de mangas generosas o de ponchos flecados, semitransparentes, para un dos piezas compuesto de esta versión del mantoncillo en capa y de vestido con mangas largas de escote en uve redondeada.

Traje de flamenca de dos piezas con poncho flecado y traje completo de manga larga en rojo de lunar morado de El Ajolí

Moteado que se vuelve diminuto, de lenteja a inapreciable, para esos otros diseños que imaginan versátiles. Porque ojos ignorantes en moda flamenca los verían como vestidos perfectos para eventos sociales de cierta índole, captando miradas no flamencas a las que, simplemente, se les conquista con la belleza en esto de dar puntadas ajustadas a la silueta. Así, en rosa suave y con caídas mimosas en el volanteo de sus vuelos, un escote barco de lazada a la cintura, donde los volantitos menudos en mangas no restan, sino que aportan y enfatizan a sus hermanos mayores en el largo del vestido de flamenca, revitalizan uno de los complementos olvidados, el collar largo, sin apenas bolas, pero sí con cadeneta y flores textiles.

Traje de flamenca rosa de lunar negro de El Ajolí

En este coqueto moteado un diseño de ésos que al verlo resulta indiscutible adjudicarle. Se volantea en pequeñito y lo hace diseminado, contando desde el escote y bajando por el talle, parándose en la cintura para dibujar un peplum delicado, repartiéndose en el siguiente por pareja hasta rematar el largo. Es de esos perfectos para armarios de poco espacio y también para quienes gustan cambiar de aspecto tantas veces como días pisas el albero feriante.

Traje de flamenca con peplum y volantitos en escote y talle de El Ajolí

En cuanto a flores este año se me antojan caprichosas las que han aglutinado en volantes. Dar vida a un vuelo flamenco con la esencia de un mantón bordado es, sin duda, soñar primavera. Lo han hecho en buganvilla o granate o tono vino, en un talle alto ajustado y con un solo volante, para un dos piezas que, en base al atuendo de mantón en forma de panal con borlones, recuerdan a las goyescas de Cádiz, pero también resultan evocadoras de las bordadoras del Andévalo, en una blusa abotonada y sin mangas, que se borda en pasacintas y ‘tiras bordás’, que se alternan para conformar este diseño.

Traje de flamenca de dos piezas con sobre falda bordada y semitransparente en tono buganvilla o vino de El Ajolí

Falda que ha de resaltarse, pues ha sido realizada como sobrefalda en un tul bordado que da juego si multiplica los tonos, utilizando debajo un color para que contraste y resalte este capricho flamenco, que se me antoja inspirador para nuevos diseños. Así, en éste, lo ha imaginado en una combinación de tonos infalible, el verde y lila, ideando que flores y lunares se combinen en un ya clásico mix and match flamenco.

Traje de flamenca de sobre falda morada con bordados de colores y camisa flamenca verde de lunar blanco de El Ajolí

O, simplemente, dejando que el tejido blanco se borde con rosas rojas abiertas y otras tantas más pequeñas para un vuelo sencillo de capa, donde el lunar vacío estampa volantes en mangas, haciendo de este estilismo de traje de flamenca blanco todo un capricho inolvidable. ¡¡Simplemente bello!!

Traje de flamenca blanco de dos piezas de falda bordada en rosas rojas de El Ajolí

Pero las flores no sólo se bordan en esta temporada flamenca de El Ajolí, también se propagan en textiles de seseos que acarician a la vista, para un dos piezas elegante en diseño y formas o para un evasé que sobre negro salpica de ramilletes el talle, aportando luz y calidez a un estilismo de flamenca de noche.

Traje de flamenca negro con estampado de flores de El Ajolí

Y a los lunares, lisos y flores, han sumado para las flamencas 2019 una pequeña colección en seda y gasa, combinando tonos empolvados con otros más intensos y subidos, para los que han bocetado sus característicos vuelos canasteros en trajes de flamenca de dos piezas, donde la algarabía colorista marca el entretiempo anhelado en el que el deseo de los días de sol con olores delicados y frutales toma forma, conformando así sus flamencas vaporosas, de movimientos ondulantes sosegados y sutiles.

Traje de flamenca de vuelo canastero en gasa de varios colores de El Ajolí

Mangas en la nueva colección Sueña Primaveras de El Ajolí

Todo un despliegue sutil y coqueto en mangas de flamenca de El Ajolí para su nueva colección

Un lugar especial merecen, en esta ocasión, las mangas flamencas que ha imaginado El Ajolí para sus sueños primaverales. Desde las corsarias, empuñadas de formas diferentes, hasta las de minúsculos volantes.

Mangas largas con multitud de volantes al hombro de El Ajolí

Así, han exornado el hombro con unos cuantos al hilo, para enmarcar a otro que llega hasta las muñecas; han cerrado la manga de globo para empuñarla al estilo victoriano, endulzando los encajes aflamencados; han desnudado brazos de mangas y los han inundando con los mismos, encarruchando volantes con tonos al contraste; han dejando que el bordado semitransparante se pasee por el brazo y lo tatúe; han soñado mangas de óvalo desigual, de las que quitan protagonismo al resto de volantes; las han canasteado, fruncido y cosido a capa, para poder soñar bonito cada una de sus primaveras flamencas.

Tejidos semitransparentes bordados para trajes de flamenca de El Ajolí

El amplio surtido de propuestas en mangas, junto a sus flamencas etéreas han protagonizado una colección que, como siempre, es un buen acopio y resumen de todo lo que esta firma imagina y aporta, cada temporada, a la moda flamenca. Pues demuestra, una vez más, que no sólo crean moda flamenca, sino que la innovan y renuevan, pero con un mimo cuidadoso y templado, sin prisas, sin estridencias. Dando, además, pautas en tendencias flamencas de las que tú siempre tendrás la última palabra, pues serás quien decida, con tu elección, lo que realmente acabará estando de moda.

Mangas flamencas con puños victorianos de El Ajolí

Por su contribución constante a lo largo de su trayectoria y por la manera en la que aflamencan nuevos conceptos textiles, entre otras múltiples razones, hacen de El Ajolí una firma referente cuyo desfile, que suele celebrarse dentro del programa de la Pasarela We Love Flamenco, resulta imprescindible y muy recomendable, si realmente quieres saber el latido actual de la moda flamenca. ¡¡Gracias, gracias, gracias por vestirnos y crear flamencas!!

El Ajolí tras el carrusel de la presentación de su colección Sueña Primaveras en su desfile en We Love Flamenco 2019

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.