Latón, arcilla y plata para pendientes flamenca de Verónica Sánchez

Pocas son las firmas que pueden presumir de un proceso de producción complejo y completo integrado en su rutina de trabajo, comenzando con el procesado de la materia prima y finalizando con la obtención del producto. Y Verónica Sánchez puede hacerlo. Su formación y conocimientos en joyería, con el consecuente desarrollo de diversas técnicas para trabajar materiales como la plata, el latón y la arcilla, le han propiciado habilidades que le permiten controlar cada uno de los pasos de transformación del diseño en boceto hasta su resultado final, listo para el cliente. Olvídate de firmas que se limitan a montar las piezas que solicitan a proveedores para hacer sus diseños y descubre, conmigo, la diversidad de pendientes de flamenca en latón de Verónica Sánchez, diseñadora de joyas cuyo trabajo sí es cien por cien artesano.

Toparme con ella un domingo, hace ya unos cuantos de meses, refuerza mi defensa de los mercadillos al aire libre como el de Gran Soho Alameda, en los cuales, prácticamente cada vez que se celebran, puedes encontrar un tesoro artesano como éste, como es la firma Verónica Sánchez, convirtiéndose,  por tanto, esta cita con la moda a cielo abierto en visita obligada, si quieres conocer otra de las muchas maneras de hacer moda que se te escapan que están fuera de tu alcance, si sólo frecuentas las rutas habituales de shopping, las de compras que todos conocemos.

Peinecillos de flamenca de lunares de Verónica Sánchez

Pero, ¿quién es Verónica Sánchez? Es diseñadora de complementos de flamenca y moda, elaborando tanto peinecillos como pendientes de flamenca en arcilla y latón que, a veces, mezcla en un mismo diseño. Materiales cuya principal ventaja es su ligereza, lo cual les hace perfectos para lucir en estilismos flamencos.

Peinecillos de latón de Verónica Sánchez

Peinecillos y pendientes de arcilla de Verónica Sánchez

Respecto a las piezas en arcilla están realizadas de manera que imitan al esmalte, con un resultado bastante cuidado y pulcro que le hacen ser una alternativa más asequible e igualmente vistosa que las fabricadas en ese otro material.

Pendientes lágrima de arcilla de Verónica Sánchez

Para la colección de este 2019, las flores también aparecen protagonizando peinecillos de tamaño mediano, pendientes de lágrima y aretes, en los que sólo o bien dan un toque o bien su presencia es contundente. Para estos detalles, ha escogido dentro de la paleta cromática verdes, anaranjados, tendencia, por cierto, para esta temporada y amarillos, encargados de dar color a esta mini colección floral. La cual difiere de algunas de sus piezas con un dibujo algo más enreversado que el resto y que recuerdan a vidrieras firmadas por Gaudí, repartidas, en este caso, en pendientes largos de tres piezas encadenadas a juego con peinecillo, tal y como puedes ver en la imagen inferior.

Pendientes de flamenca de tres piezas de arcilla de Verónica Sánchez

Peinecillos y pendientes de latón de Verónica Sánchez

De su colección de piezas en latón y plata, mi debilidad por sus flores, las que ella misma diseña y da vida desde la placa de metal, he de confesarla, pues fue lo que me atrajo cuando conocí su trabajo. Ni pude ni puedo evitar quedar atrapada por ese acento artesano de sus alhajas, por lo que me resulta inevitable y obligado reivindicar, desde aquí, aunque vuelva a insistir en los párrafos del comienzo del artículo, el verdadero valor y aprecio que corresponde a un trabajo de este tipo. Una labor que comprende desde el diseño de la joya hasta su creación, pasando por el tratamiento de las materias primas. Se trata simplemente, pues, de respetar, letra por letra, el axioma principal de la creatividad que se rige por aquello de ‘hecho a mano’, aquello que, debido a la complejidad humana, produce piezas únicas, y no copias en serie, que congratulan tanto a diseñador como a quien lo viste.

Pendientes de flamenca de latón con flores de colores de Verónica Sánchez

Así, con el empleo de diversos procesos para tratar el latón, moldea y perfila cada uno de los pétalos de sus flores metalizadas, cuya delicada rudeza evocan a esas piezas tartéssicas halladas en El Carambolo, en Sevilla, quizás menos complejas estas, las de Verónica Sánchez, algo más sencillas, pero que no dejan de tener ese acento diferente que llama la atención. Por lo que, por ende, por similitud y posible fuente de inspiración de sus creaciones, también se les puede asemejar a la orfebrería fenicia, extendida por el Mediterráneo gracias a su calidad y depurada técnica de elaboración.  

Pendientes en flor de latón dorado de Verónica Sánchez

Por tanto, con piezas como las suyas con sabor histórico, Verónica Sánchez te aporta frescura a la vez que enfatiza la artesanía en un entorno en el que se recurre, demasiado, a la facilidad de unir elementos ya finalizados, adquiridos de terceros, para conformar diseños que, y sólo en parte, podrán llevar la esencia del autor, pero carecerán de alma.

Pendientes de latón azulado de Verónica Sánchez

Cada brazalete, collar, peina y pendiente que diseña Verónica Sánchez habla de las horas invertidas, del amor y mimo del artesano para su creación, de la verdadera creatividad, de cómo pretende contribuir a la moda. Por eso resulta un error intentar comparar todas y cada una de sus joyitas, ya sean en arcilla ya sean en latón, con el simple montaje y pegado que realizan muchas firmas. Como se diría coloquialmente: ‘No hay color’

Entre los diseños de su colección en latón, encuentras singularidades como esta geometrización de lunares que se encierran en argollas para engañar a la vista y propiciar ingravidez, con esa sensación de gracilidad y sutilidad a pesar del tamaño del pendiente y la tosquedad del latón.

Pendientes geométricos en latón y arcilla de Verónica Sánchez

Pendientes que puedes verlos flamencos y no flamencos, dependiendo del estilismo en el que los integres, porque esta diseñadora tiene la capacidad de conseguir en sus joyas ese equilibrio entre un mundo y otro, lo cual le confiere, no sólo la versatilidad anhelada, sino la atemporalidad propia que poseen sus diseños, tanto por su minimalismo como por la exclusividad de lo que crea.

Lágrimas o aretes ovalados con aplicaciones de flores y mariposas de Verónica Sánchez

Características que también se repiten en esta gargantilla que se abraza al cuello, igual que lo haría una serpiente, y que, además, se mezcla con una delicada flor a juego en colgantes. Y todo en ese oro envejecido que destella el latón de brillo mate discreto, sin pasar desapercibido.

Gargantilla a juego con pendientes de Verónica Sánchez

Teniendo, pues, como protagonistas en esta colección a los materiales de los que están hechos, como hilo conductor de todos y cada uno de ellos, es fácil quedar perpleja ante semejante deleite hecho a mano. Lo cual me permite, desde aquí, darle las gracias por ese cambio en su vida que le hizo embarcarse en joyería y así mostrar al mundo todo lo que puede hacer para embellecernos. En ella, en Verónica Sánchez, podría repetirse ese cuento hecho realidad de Carolina Herrera para quien su edad nunca fue un impedimento en pos de alcanzar el éxito, a pesar de su tardío inicio.

Pendientes de flamenca en forma de abanico a juego con peina de Verónica Sánchez

Esta idea se basa en estos contundentes comienzos con los que he topado, claro apunte de lo que es capaz de crear la firma, y en esa sensación vivida la primera vez al verla y que no olvido. Sin moverme, embobada  y preguntado, pues la necesidad de saber más fue inmediata, me definían ante el descubrimiento tocaban mis ojos.

Arete flamenco de lágrima con flor en arcilla de Verónica Sánchez

Además, saber que también usa plata en sus joyas para alfileres de chaqueta, colgantes, pendientes y pequeñas joyitas, algunas de ellas a la venta en tiendas como la del Museo de Bellas Artes de Sevilla, el de Baelo Claudia en Bolonia, Cádiz, y en el Museo Íbero de Jaén, reflejan la inquietud de la firma por afrontar nuevos retos. ¡¡Gracias Verónica Sánchez por imaginar pendientes de latón y arcilla para vestir con traje de flamenca!!

Imágenes para este post cedidas por la firma y editadas por Susana Rodríguez para Acento Artesano.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.