La primera colección de moda flamenca de Ani Roldán en Emprende Lunares está llena de color, en el que el necesario caos cromático se ordena en base al negro y al blanco

Que nadie ose hacerte ver imposible alcanzar tu meta, que nadie intente convencerte de dejar pasar oportunidades sin hacer nada, porque no has venido a este mundo para conformarte, ni para perder el tiempo. Has venido a dejar huella Ani Roldán. Diseñadora de moda flamenca, entre otras cosas. Ella es de esas personas cuya presencia te recarga de energía y hace que te contagies de su entusiasmo. Se la puede adjetivar de superwoman, pues no hay nada que no intente ni tampoco que pueda con ella, pero ella se define como una mujer de alma rockera, segura de sí misma y con ganas de cambiar el mundo.

Para Ani Roldán su colección Alborozo, la primera de su corta trayectoria en moda flamenca, se inspira en esa mujer luchadora, decidida y fuerte que supera los obstáculos que se va encontrando en el camino. Por lo que tiene también mucho de autobiográfico, ya que no lo ha tenido nada fácil llegar hasta aquí. Y es que reinventarse a sí misma y convertir lo que era un hobby terapéutico en una profesión no surge de un día para otro.

Traje de flamenca blanco con vivos en amarillo de Ani Roldán

Su cambio no es fruto de la incertidumbre actual existente, sino de sus propias vivencias que la llevaron a tomar un camino distinto, el de la moda flamenca. Pues, igualmente, sea como sea, hay que adaptarse y dar el paso, lo cual no es sinónimo de fracaso o rendición, si no de todo lo contrario en su caso. Amoldarse, por tanto, a los acontecimientos y evolucionar hacia tu punto de inflexión, a menudo es una victoria, como lo fue para Ani Roldán. Dando así comienzo a un nuevo camino, a una oportunidad que dio la vida.

La cual ha marcado la realización de esta colección ‘Alborozo’ y explica la amalgama tonal que impera. Pues, acostumbrada a ver colecciones más compactas en cuanto al color, tener delante de la vista una serie de trajes de flamenca con tal despliegue de color, te transmite la sensación de estar inmersa en su taller, mirando un traje de flamenca por aquí y otro por allá, en vez de encontrarte sentada disfrutando de su desfile en Emprende Lunares 2020.

Coleta baja para estilismo flamenco en la colección de Ani Roldán en Emprende Lunares

Así, ha imaginado un ramillete de flamencas plagadas de color y algún que otro estampado, que vienen a representar verdaderos gritos de esperanza, libertad y vida, reivindicando ese empoderamiento femenino que reúne todo aquello que es una mujer del siglo XXI. Todo aquello que también es ella. Pues su fuerza arrolladora se contagia y resulta necesaria, aferrándose a toda la paleta cromática como mejor manera de expresarla.

Traje de flamenca de vuelo de capa y asimetría en mangas de Ani Roldán

Lo que hace que pueda parecer que en la colección Alborozo no se sigue un patrón establecido, careciendo entonces de ese hilo conductor previo y necesario, mostrando una sucesión de diseños a capricho, uno detrás de otro sin la aparente obligación de combinar entre sí, pero sí de agradarte a la vista conquistar y despertar sentimientos posesivos. Y que, a su vez, es su principal ventaja, junto a otras tantas, ya que te da la posibilidad de tener ante ti un amplio y diverso abanico en el que encontrar tu traje de flamenca perfecto. Si el tuyo existe, puede que Ani Roldán lo tenga.

Traje de flamenca de dos piezas con camisa de escote palabra de honor y falda de volantes de talle alto de Ani Roldán

Con su sentido colorista ha hecho buen uso del criterio cromático, aplicando incluso la regla de los colores complementarios, para conseguir un mejor efecto en el resultado final del estilismo flamenco. Y todo enfocado hacia un estilo en el que se boceta flamencas actualizadas para todas y cada una de sus creaciones. Incluso la más clásica cuenta con elementos innovadores, alejándose así de las flamencas de siempre.

Traje de flamenca en rojo de Ani Roldán

De esta manera, la ausencia de mantoncillo es generalizada, aunque no la de los flecos, a los que da bastante uso y añade a, alguno que otro, para realzar la silueta. Como en este diseño en negro y mandarina, donde los flecos resultan ser fundamentales para darles al estilismo el toque que necesitan. Siendo también uno de sus looks más atrevidos con top de cuello caja y mangas jamón, de acento ochentero, en el que la transparencia descarada deja descubierto a la vista el sujetador en negro. Se combina este top ablusado con cinturón de cierre metalizado y falda ajustada de talle bajo, a la que no le falta ese volante que tanto embellece. No sin antes permitir que los flecos anaranjados rodeen la silueta flamenca de lado a lado.

Traje de flamenca de dos piezas en negro y naranja de Ani Roldán

Siguiendo con la senda del naranja, aquí lo combina con uno de sus tonos base, el blanco, tendencia de la temporada y que igual que lo mezcla en liso, aquí lo añade con lunares en negro. Se trata de un estilismo flamenco de dos piezas, en el que la falda de trío de volantes al hilo, se alarga en la cintura, para un talle alto, muy propios de las últimas décadas del XX, que tanto estiliza y que tan bien queda con la camisa en blanca de escote palabra de honor. Las mangas son volantes, pero debido al vuelo y caídas bien casi podrían llamárseles ‘semi corsarios’ ó ‘corsarios de manga corta’, aunque le falta largo y cierre en puños.

Traje de flamenca blanco y naranja de Ani Roldán

Los toques en verdes para las flores, creadas también por Ani Roldán, junto con los pendientes diseñados, por cierto, por la diseñadora a propósito para cada uno de sus trajes de flamenca, no hacen más que redundar en el intenso color que tiñen sus volantes.

Vestido de flamenca de corte setentero en morado y turquesa de Ani Roldán en Emprende Lunares

Tampoco el corte setentero falta entre sus creaciones. Como ya te dije anteriormente, la diseñadora ha procurado tener un buen surtido de diferentes propuestas, por lo que, sí o sí, este patronaje clásico en flamenca, actualizado desde hace ya algunas temporadas, se cuela entre sus estilismos feriantes. Y lo hace en morado nazareno y azul turquesa, aplicando algo de geometría textil y equilibrando bien donde debían colocarse los colores. Con cinturón textil al tono y un corte altito, que roza casi el estilo imperio, las mangas se reducen a unos volantitos de capa, muy coquetos, que multiplican la elegancia en este diseño. Todo un capricho, ¿no crees?

Ani Roldán en Emprende Lunares tras el carrusel de su colección

A pesar de este acopio del arco iris que ha hecho Ani Roldán en su colección, el aparente desorden no llega a serlo totalmente. Su necesidad de realizar en textil todo lo que de manera alborotada llegaba a su mente creativa, no pudo evitar las ganas de usar toda la gama cromática en sus trajes de flamenca. Ordenando este caos colorista con el binomio elegante, con el negro y el blanco reservándolos, así, como elementos comunes entre todos ellos. Encontrando sutilmente, una forma de darle sentido a su batiburrillo emocional, un hilo conductor en el que ir mostrándote todo lo que es capaz de hacer. Esperando si será este mismo u otro el que use el próximo año en SIMOF, cuando presente su segunda colección de moda flamenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.