Lunares y lazadas para novias y vestidos de invitadas en la nueva edición de la SIQ

En el arranque de la sexta edición, el tono rojo, en cualquiera de sus versiones, parece haber sido el predilecto de los diseñadores para vestidos de invitadas y novias en la SIQ Handcraft and Fashion 2019. Lo cual se une a la preferencia de tejidos de transparencias florales para vestir novias, siendo ambos puntos de partida de los que surgen el amplio surtido de propuestas que han imaginado en diferentes largos, siluetas y estilismos desfilados durante esta primera tarde de moda.

Así, la tarde se repartía entre diseñadores que ya albergan amplia trayectoria profesional, como Alejandro Postigo, Atelier Rima y Amparo Pardal, y aquellos que su corta trayectoria no les quita de ser firmas influyentes, como Pedro Béjar y Jote Martínez, dada su manera de hacer moda.

Vestido de novia con lunares de Alejandro Postigo en la SIQ 2019

Sería Alejandro Postigo, como en ediciones anteriores, quien estrenara pasarela de mármol blanco en el Casino de la Exposición de Sevilla. Nuevo emplazamiento de la SIQ para este 2019, siendo uno de los salones de Los Alcázares la ubicación más reciente.

Tocado para novias de Tolentino Hats para la nueva colección de vestidos de novia de Alejandro Postigo

Alejandro Postigo

La depurada sofisticación del diseñador, inspirada en la elegancia de principios del siglo XX, propicia revitalizar conceptos de entonces que emplea en una serie de diseños en los que el tejido resulta ser un elemento de peso en el estilismo. Bien acompañado, como siempre, de los tocados de Tolentino, sus transparencias de geometría sólida y los acabados de plumas u hojas de eucalipto también de cierta rigidez, son algunas de las singularidades de su nueva colección Opera020.

Vestido invitada en tono lila de Alejandro Postigo y tocado de Tolentino Hats

Pedro Béjar

El amante del volumen, consciente de las limitaciones del mismo en moda, se adapta con armonía a esta premisa, haciendo de su sometimiento y ausencia un deleite de feminidad absoluta, diseñando un peplum al bies que se alarga más allá de las caderas, mangas de vuelo de capa ojival en las que se deja llevar por el exceso en formas, que no en volumen, y lazadas contundentes, según se lo admita el diseño, vienen a ser las pinceladas que dibujan cada uno de sus estilismos para invitadas.

Estilismo en rojo de línea ladylike de Pedro Béjar

Atelier Rima

Es el amor puro, el de verdad, el que se espera que sea para siempre, el que da nombre a su nueva colección y se encarga de inspirar y guiar sus bocetos. Creando, por tanto, diseños con los que Atelier Rima pretende que tanto invitadas como novias se sientan princesas por un día. Para ello hace uso de textiles lejanos, esos que coquetean y embellecen el talle en líneas de apariencia sencilla, como la firma acostumbra, pero llenas de detalles. Unas veces es el tejido el que aglutina esa multiplicidad, otras es el propio patronaje el que potencia la sencillez del tejido, imaginando caprichos para con los que vestir de novia o de invitada.

Vestido de gala de Atelier Rima con falda estampada en multitud de tonos en la Pasarela SIQ 2019

Jote Martínez

El joven diseñador deja entrever su faceta flamenca entre sus costuras, dando volantes al vuelo de las novias y salpicando de lunares a las invitadas. Esta influencia flamenca aflora también junto a otros aspectos femeninos más sugerentes, para los que se ayuda utilizando recursos textiles tales como la abertura de vuelos en faldas, los escotes de carácter generoso e interminable y el empleo de tejidos con caída dulce, esos que insinúan sin marcar.

Vestido de novia con abertura delantera y volantes de Jote Martínez

Amparo Pardal

Su delicadeza en las formas, que podía contemplarse a lo largo de su desfile, en el que los diseños de carácter etéreo conformaban estilismos dulces, daban cierre a la primera parte del programa de desfiles de SIQ. Estas primeras propuestas más suaves y edulcoradas dejaron paso a otras de índole más osada y aguerrida, en las que predominaban los tonos intensos, como el rojo, visto también en el resto de diseñadores, y el binomio blanco y negro, de elegancia superlativa por excelencia y que ya protagonizó algún que otro estilismo en la colección que presentara el año pasado aquí en la pasarela SIQ.

Vestido largo de fiesta en tono nude de Amparo Pardal

Con lazadas y lunares tanto para novias como para invitadas, el rojo como tono referente para el éxito del estilismo correcto y las transparencias en blanco para novias, ya sean de flores ya sean de aplicaciones, se iniciaba la sexta edición de la Pasarela SIQ Handcraft and Fashion cargada de moda y nuevas propuestas para la temporada en vestidos de fiesta, de gala y de invitadas de boda.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.