Atelier Rima imagina Zarinas Flamencas para su nueva colección ‘Queen’

Que el 25 Aniversario de SIMOF haya sido fuente de inspiración para una colección como ésta, no sólo dice mucho del significado y el peso que tiene este Salón Internacional de la Moda Flamenca, sino que propicia que se deseen más onomásticas de esta clase para disfrutar de este nivel creativo sin límites. Pero ni todos los años podemos celebrar el cuarto de siglo de una pasarela, ni tampoco podemos tener Queen y Zarinas Flamencas a la vez paseando en los desfiles. Un privilegio, sin duda, para nuestros ojos con el que nos ha querido obsequiar la firma Atelier Rima, y el cual se agradece.

Y ha sido así porque también es este 2019 un poco su año, su balance sobre su paso, hasta ahora, por la moda flamenca de la mano de SIMOF…  ¿O será al revés: SIMOF de la mano de ella? El caso es que su aportación es tan variopinta y singular que no solo enriquece una moda regional en constante evolución, sino que explica, perfectamente, la idiosincracia y el por qué de la misma, las razones en las que este fruncido de volantes se fundamenta para adaptarse e incorporar tendencias de pasarelas de moda. Además, dejarse querer por el exotismo y la diversidad de otras culturas, propio del carácter andaluz, permite esa versatilidad que inunda en el diseño de trajes de flamenca, albergando otras maneras de hacer volar los volantes.  

arinas Flamencas e Atelier Rima

Lituana de nacimiento, parece haber llevado siempre a la flamenca dentro. Hace ya tiempo que cruzó fronteras, allá por el cambio de siglo y milenio, para traerse, hasta la cuna rociera, sus propios lunares de aires zíngaros desenfadados y correctos, muy en armonía con su estilo de soplo romántico a lo victoriano, que, aún siendo propio de reinados ya caducos, renacen y florecen en sus manos a su antojo para marcarle sus puntadas.

Traje de flamenca de estampado paisajístico e Atelier Rima

Para esta temporada, ha imaginado Flamencas Zarinas de aires zíngaros y porte flamenco, fusionando etapas de su propia vida, de lo que era, es y será. Pues la personalidad de Atelier Rima, sus vivencias, preferencias y sentimientos tienen fiel reflejo en sus creaciones y siempre es fácil advertirlo.

Abrigo para traje de flamenca e Atelier Rima

Para este año la paleta de tonos y la selección de texturas ha sido bastante amplia, tomando los rojos y rojizos hasta los metálicos, para tintar tejidos naturales como la seda, el lino y el algodón, entre otros, junto a ciertos bordados realizados según la técnica Richelieu y la del punto de cruz.

Asimetría de manga de volantes al hombro e Atelier Rima

Curioso, por ejemplo, el empleo de borlones para las costuras canasteras, o al menos el vuelo evoca a este tipo de patronaje, en este diseño de tonos tierra, más rociero que flamenco, que se antoja ponible para otros menesteres de tardes agradables de verano.

Traje de flamenca canastero e Atelier Rima

En este mismo aire onubense, mezcla cuadros de grandes rasgos abotonados con la coquetería del bordado calado para un dos piezas donde la coquetería se despliega por doquier, dejando que las enaguas se abran paso en el vuelo abierto de la falda para airear también ramilletes brocados en hilos de colores.

Traje de flamenca de falda de cuadros y camisa bordada de Atelier Rima

Flores de volumen al tacto en tonos dulces que se dejan caer por un talle azulina, donde los volantes se cortan en pañuelos de seda para añadir a un talle bajo ese movimiento asíncrono propio que, aún así, guarda el compás flamenco.

Traje de flamenca de seda en tono azulina de Atelier Rima

Talle alto en los nuevos trajes de flamenca de Atelier Rima

Pero es el talle alto el que más se prodiga en sus diseños, para esos vuelos románticos que, a veces, se mezclan con manguitas cortas cuajadas de volantes o de lunares, para darle ese toque a medio camino entre bata rociera y traje de flamenca. Sin olvidar su preferencia por los paisajes que estampan sus tejidos y por el que ella muestra siempre preferencia en sus colecciones, una de las notas características de la firma constantes en cada una de sus temporadas.

Traje de flamenca canastero de manga corta de Atelier Rima

Y que este año ha dejado espacio a otro de corte ceramista, pues recuerda a la azulejería pintada a mano, acompañada de lunares para asegurarse el aflamencado del tejido, en un diseño donde el vuelo canastero se torna sirena, no impidiendo el talle alto el marcado de esta favorecedora silueta.

Traje de flamenca de talle alto canastero en lunares blancos de Atelier Rima

Para el mikado, ese tejido que recuerda al satén de seda pero con mucho más cuerpo, se ha reservado toda una paleta de colores intensa y cálida mezclada con tules rizados. Así un vuelo de capa se torna en asimetría en hombros para encajar volantes a un lado y lunares al pecho, todo un capricho flamenco que es simplemente bello.

Traje de flamenca en mikado rosa y asimetría en hombros de Atelier Rima

En verde imagina otro diseño con igual tejido que aúna gran parte de sus preferencias textiles, dejando el vuelo de volantitos menudos para alternar tiras bordás con lunares de seda, ajustando paisaje en escote que se esconde tras las amplias mangas de capa que se abren hacia el centro, rizándose por delante con una caída dulce de cierta rigidez que aporta esa pincelada de novedad entre sus trajes de flamenca.

Traje de flamenca verde de talle alto y volantes pequeños de Atelier Rima

De rojo y negro, combinación básica de armario flamenco, ha diseñado una mini colección de lunares galleta y encajes de hilo para cerrar su paso por la pasarela de SIMOF en su 25 Aniversario. Jugando con aplicaciones de flores, transparencias lunaradas, madroños, brocados y guipures, imaginó sus zarinas flamencas de talle bajo y vuelo dulce con volantitos al hombro para largas mangas ajustadas a las muñecas, dejando entrever en los calados del sobre vestido el carmín del talle flamenco.

Traje de lfamenca negro y rojo de Atelier Rima

Haciendo lo propio con volantitos de encaje para un dos piezas de chaqueta ajustada de brocado elegante en plata y ónix que enriquece la sobriedad clásica del negro.

Traje de flamenca con chaqueta corta de Atelier Rima

Dejando que sea un abrigo tableado de tonos que evocan el lujo palaciego, el protagonista de Queen que, completado con unas una mangas farol, reivindican el porte regio y contundente de este estilismo flamenco. Elegancia que se multiplica al abrirse, dejando a la vista una de las joyas flamencas de su colección, en el que el cuello perkins de influencia victoriana y los bordados semitransparentes que inundan el escote, embellecen su flamenca zarina.

Traje de flamenca de cuello victorinao y vuelo de encaje de Atelier Rima

Y, como siempre, diseñando desde el respeto y admiración que guarda a la moda flamenca, acatando las formas y normas del buen vestir en volantes bajo su atenta mirada que, ignorante en nacimiento de los menesteres de lunares y volantes, ha conseguido adueñarse de ellos como si siempre hubiera respirado en modo flamenco, creando su propio estilo, singular y único.  

Trajes de flamenca en rojo y negro de Atelier Rima

Atelier Rima llegó en el momento oportuno para quedarse, tentada por unos volantes que, un buen día, se cruzaron en su camino. Enamorada desde entonces de una moda que no conocía, su aprendizaje en el costureo flamenco se sumaba al que ya poseía en moda. La fusión de ambos sumandos dan resultados extraordinarios con los que, una vez al año, deleitarnos.

Atelier Rima tras el desfile de su colección Queen en SIMOF 2019

Le ha conseguido dar una vuelta de tuerca a la flamenca y de eso sólo son capaces unos pocos, añadiendo connotaciones y detalles únicos bajo su aguja que provoca en el resto este enamoramiento cíclico, esa admiración desbordante que se va mesurando conforme pasa el tiempo y vuelve a reaparecer cada año en Febrero, en SIMOF, como una flor de invierno.   

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.