La diseñadora Juana Martín inaugura Code 41 Trending, Semana de la Moda de Andalucía, en su edición de octubre en Medina Azahara

La magia, el embrujo y el lujo vuelven al lugar en el que siempre habitaron, flanqueados por paredes y arcos, tanto de herradura como escarzanos. Aquellos mismos que conocieron el esplendor de entonces y dieron forma a la ciudad palaciega de Medina Azahara y que ahora contemplan como la Semana de la Moda de Andalucía se inicia aquí. Con ellos como testigos, junto a un puñado de afortunados, y con Juana Martín como protagonista, presentado su colección ‘La ciudad de la Luz’, daban fe que Code 41 Trending se convierte así, desde ahora, en la semana de moda más importante a nivel regional.

Cuenta la leyenda que Abderramán III, mandó construir esta ciudad, Mediana Azahara, en honor a su esposa favorita, al-Zahra (Azahara), junto a Córdoba la capital del califato. Azahara significa flor, por lo que estamos ante la ‘Ciudad de la Flor de Azahar’. Pero la realidad no es tan romántica, sino mucho más práctica y pretensiosa. El califa deseaba mostrar superioridad ante sus enemigos. De ahí la creación de esta urbe residencial y administrativa. A la que se denominó Azahara por su otra acepción, brillante, por lo que el nombre de esta ciudad hacía referencia, pues, a la nueva y brillante ciudad del califa.

Cuerpo con mangas de volantes de Juana Martín

Inspirada por la historia de la propia ciudad y la leyenda en torno a la misma, la diseñadora Juana Martín, de manera excepcional, dada la ocasión, ha mostrado un pequeño avance de temporada de lo que será su próxima colección que presentará al completo, como es habitual, en la Semana de la Moda de París. Y a la que ha llamado ‘La ciudad de la Luz’, muy en consonancia con el significado que tuvo Medina Azahara.

Vestido blanco con cinturón de Juana Martín

Guiada por los arcos de medio punto y por su preferencia por el volante, Juana Martín imagina cuerpos con mangas tridimensionales, adquiriendo volumen de manera innata. De esos que se tablean por fuera apoyados en el hombro como elementos que, superpuestos, aumentan la belleza y el detalle del estilismo.

Mono rosa con mangas de volantes abullonados de Juana Martín en Code 41 Trending

Volúmenes que se reducen en aquellos looks donde la gabardina, prenda estrella vista en las últimas pasarelas y que vuelve a los armarios. Junto al vestido chaqueta, otro imprescindible que acapara también una gran parte de este aperitivo textil que nos ha regalado. Así, para la primera opción, la gabardina no se desestructura, sino que se reinventa a través de segundas opciones como la capa, fusionando dos tipos de prenda en una, restando volumen y añadiendo la comodidad que ofrecen ciertos cortes.

Gabardina de Juana Martín

Para los vestidos de solapa al cuello y cinturón ancho al tono, sin contrastar texturas, se optan por aplicaciones bordadas en cristal, que, junto a las aberturas laterales, hacen que la elección chaqueta, elemento imprescindible de cualquier estilismo oficinista de los que se gastan de lunes a viernes de 8 a 5, se transforme en un vestido de noche. Vestidos de los que atrapan miradas y dejan boquiabierta y a los que no les faltan rizados de raso en el puño.

Vestido chaqueta en rosa con aplicaciones bordadas de Juana Martín

Se demuestra así que la versatilidad de una prenda radica sobre todo en la manera de interpretarla en el boceto, no sólo en la forma de vestirla. Siendo obvio que la creatividad dl diseñador impera en este tipo de evolución en las prendas y que a veces son propiciadas por inspiraciones arquitectónicas como la que nos ocupa.

Mono con volante abullonado de Juana Martín

Otro elemento textil del que ha hecho uso la diseñadora en su nueva colección es el vuelo abullonado que ya se prodigara, aunque poco, en los 90. Y que Juana Martín lo emplea aquí en un largo midi de manguita farol y lunar galleta, pues su moteado, y más siendo tendencia, debías estar presente entre las propuestas.

Vestido de lunares con volantes abullonados de Juana Martín

Estampado geométrico que se repite con los tonos al contrario en un diseño con menos volumen, pero no sin volantes. Al que se suma una asimetría paralela a la manga larga minifaldero y que deja que recorra el talle desde un hombro hasta el bajo rematado igualmente en volante, cortando al que llega en vertical. Todo un capricho, ¿no crees?

Vestido blanco mini con lunares de Juana Martín

Junto al azul marino y el blanco, el azul cielo y el rosa cuarzo han sido los tonos que han formado parte de la paleta cromática de esta colección brillante, en la que los tejidos y los juegos de piezas facetadas han puesto en relieve la transcendencia que esta ciudad tuvo.

Vestido blanco en seda de Juana Martín

Ausentándose en algunos estilismos su marcado volumen, dejando que las sedas contorneen la silueta y la dibujen a capricho, casando perfectamente con esa filosofía minimalista que caracteriza al slow fashion, tendencia del momento en la que prima la atemporalidad del diseño.

Juana Martín tras el carrusel de su colección

Todo un compendio pues de elementos textiles que recrean las características arquitectónicas de esta ciudad de reyes, en la que el esplendor y la belleza se respira en cada uno de sus rincones, al igual que se palpan en cada una de las nuevas creaciones de Juana Martín. Siendo ésta la unión perfecta que acentúa este nuevo comienzo de Code 41 Trending como Semana de la Moda de Andalucía, para la que se aúnan cultura y moda, como alternativa a la típica localización de pasarela. Y apostando, además, por el formato presencial con las correspondientes medidas de seguridad sanitaria y de aforo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.