Colores y estampados Almatrichi para este Otoño-Invierno

Llega el otoño y desparecen, poco a poco, las tardes de sol, pero no las mañanas, donde la luz y el color cambian de tonalidad, apreciando así unos matices más que otros. Como el amarillo, que irrumpe sobre los ya habituales grises y tierra, pero se oscurece, lo que propicia que los cálidos estampados destaquen en el contraste. Con el verde sucede parecido, pues también se envejece un poquito buscando ese mismo efecto para vestirte de otoño con cualquiera de los nuevos diseños de la colección de Almatrichi.

La firma trae, para esta temporada otoño-invierno inspirada en los jardines botánicos ingleses, no sólo los tonos propios de ese entorno idílico, sino una selección de estampados a los que se añaden el lunar y el tartán, que se van alternando con negros para creaciones que llenarán nuestro armario y que buscan, siempre, ese equilibrio perfecto entre comodidad y elegancia. Una de las premisas de la firma.

Traje de chaqueta en tartán de Almatrichi en PNM

Estos cruces de líneas cuadriculares, cuadros o tartán, tendencia de esta temporada, que ha empleado Almatrichi, se han enfocado hacia un estilo working, serio y sobrio, que combina en esta propuesta de pasarela con un top de plumeti, alcanzado, de esta manera, ese nivel que sitúa al traje pantalón a medio camino. Postulándolo, por tanto, como perfecta elección para esos días de la semana en los que, tras la jornada laboral, se plantea una pequeña quedada con amigos y no te da tiempo a pasar por casa.

Otro de los estampados escogidos son las flores, que se disponen sobre ciertos tonos de los que suelen captar miradas, ésos que, precisamente, han ocupado las primeras líneas de este artículo. Hablo así, de nuevo, del amarillo y el verde. Tirando más bien a mostaza el primero y a un ocre militar el segundo. De esta manera, con esta selección de colores, Almatrichi consigue realzar cada motivo campestre y aportar ese toque primaveral necesario, presente de manera habitual en sus creaciones, que se dejan influenciar por el estilo boho, propio de las propuestas en vestidos de caída dulce que nos acompañan, en estas fechas, desde hace ya un tiempo.

Los dos vestidos están realizados con un tipo de patronaje que favorece mucho a la silueta, aunque es algo generalizado en toda la colección de Almatrichi. Pues no la marcan sino que la insinúan, lo cual nos da ese sosiego que solemos necesitar a la altura de la cintura.  

Además, el escote en uve del vestido amarillo sigue la orientación de los plisados que se ajustan al talle, embelleciendo el torso y escote, multiplicando, por tanto, esa elegancia que imprime siempre la firma en sus diseños. Sin olvidar que este tipo de recurso tableado es perfecto para disimular barriguitas.

En esta misma sintonía, tipo camisero y cruzado por delante, de los que se ciñen al talle con lazada, nos deleitaron durante la presentación de sus nuevos diseños con un tercer vestido de estampado potente y atrevido. Con ese tipo de dibujo floral en el que los pétalos y tallos ocupan más espacio, necesitando, por tanto, sólo un puñado diseminado para un vestido de largo interminable.

Pero pasemos al lunar, a ese moteado que hay quien ya nos lo quiere quitar del armario, por lo que se agradece que firmas como Almatrichi apuesten por perpetuarlo. Para esta colección han optado por tamaño lenteja distribuído sobre el tejido, tanto de manera regular como irregular, salpicando así un vestido de capa, de largo mini y mangas francesas, que, de tanto en tanto, se deja teñir sus círculos blancos de rojo.

Versionado, además, por si no te gusta cortito, en un largo tobillero de vuelo de media capa y manguitas ablusonadas en puños. Y, por cierto, como bien puedes ver en la imagen, apostando por tallas para mujeres reales, que no todas pisamos pasarelas. ¡¡Bravo Almatrichi!!

En un enfoque más ochentero, otra tendencia, por cierto, imperante en moda a la que le han cogido gusto los diseñadores, Almatrichi ha usado el lunar de color para un vestido de largo midi, lacito coqueto al cuello y vuelo tableado que se me antoja como imprescindible por la versatilidad del mismo. La modelo lo lució con tacones en el desfile, pero puedes combinarlo con esas botas cowboy que apuntan las tendencias y así lo transformas en un look más casual, rematando el sumún de la comodidad se lo combinas con unas deportivas al tono, ¿por qué no? Me lo anoto entre mis favoritos, pues siempre hay que tener a mano un vestido como éste, candidato a ocupar sitio en la maleta por aquello de lo que puede surgir y la variedad de estilismos que se pueden crear con él.

Little black dress y volantes también entre las nuevas propuestas de Almatrichi

Pero el que sin duda es todo un capricho es el lbd (‘litteblack dress’, el pequeño vestido negro, para entendernos) de transparencias verticales en negro y alunarado en blanco, invadido, ambos, por delicados volantitos que caen desde los hombros y que le aportan ese aire a la par bohemio y victoriano. Y que merece un suspiro cuando se ve.

Pero los textiles rizados no sólo se encuentra en vestidos, sino también en otro tipo de prendas de esta reciente colección otoño invierno de Almatrichi. Como en esta camisa blanca básica, cuyo volante recorre hombros, o el que se pasea en oblicúo la falda tubo de piel negra, pero en versión carrucha flamenca. Apuntando, con estos recursos de costura, hacia ese origen español de esta firma que lleva vistiéndonos más de una década.

También algo de volanteo, pero mucho más menudo y discreto, pudo verse en una chaqueta de piel vuelta en camel a juego con vestido de corte minimalista al tono. Decoraba con mesura el abrigo de manga tres cuartos y le ayudaba a romper el minimalismo monocolor preponderante en este estilismo, haciendo imprescindible la inclusión de este detalle para un resultado perfecto.

Así que, si lo tuyo es la sencillez, optar por otro de sus diseños tintados en negro, de silueta coqueta, pero sin mangas y corte recto, seguro que hará engrosar tu lista de favoritos. Diseño que, además, bien puede encuadrarse en esos atemporales que permanecen entre nuestros predilectos temporada tras temporada y al que también se le tilda de pequeño vestido negro, lbd. 

Vestido negro o lbd de Almatrichi

Me reservo, para cerrar esta presentación que Almatrichi realizó de su nueva colección otoño – invierno 2018/2019 en Espacio PNM, la chaqueta perfecto en ese idílico tono rosa millenial al que han cuajado de flores al tono y que reivindica esa frescura de Almatrichi en sus colecciones, sea la estación del año que sea.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.